Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los bancos alemanes Dresdner y Commerzbank negocian su fusión, en la que el BSCH sería destacado accionista

El Dresdner Bank y el Commerzbank, tercero y cuarto bancos alemanes, han iniciado negociaciones para una posible fusión dos meses después de que fracasara una alianza entre el primero y el Deutsche Bank. La fusión daría lugar al segundo banco germano -sexto del mundo- con activos de 769.000 millones de euros (unos 128 billones de pesetas) y 10 millones de clientes. Superaría al HypoVereinsbank, el segundo del país, después del Deutsche Bank.El presidente del Dresdner, Bernd Kohlhaussen, y del Commerzbank, Martin Kohlhaussen, se reunirán hoy en Francfort junto con otros directivos para estudiar esta alianza, aunque se han negado a comentar la operación.

El Commerzbank, cuarto banco alemán, es socio del español BSCH, del que posee un 1,83%, mientras que la entidad española controla un 4,89% del banco germano. El canje daría lugar a que el banco español quedara como uno de los principales accionistas. Otro accionista importante sería el Grupo Allianz, que también está presente en el Banco Popular. El Commerzbank está sometido a fuertes presiones para fusionarse o ser absorbido desde que el grupo holandés Rebo adquirió, a través de la inversora alemana Cobra, el 17% de sus acciones.

El fracaso de la proyectada fusión entre el Deutsche Bank y el Dresdner, el pasado mes de abril, que habría dado lugar al primer banco del mundo, por las fuertes diferencias en la banca de inversión, sumió en una crisis a este último y desembocó en la dimisión de su presidente, Bernhard Walter. El Dresdner mantiene por el momento los planes de recortar 5.000 puestos de trabajo.

Tanto el Dresdner como el Commerzbank tendrán que convencer a sus respectivos accionistas, ante todo al grupo asegurador Allianz -con una participación del 21,7% en el primero-, de las ventajas de esta fusión, que el diario Handelsblatt ya anticipa como un proceso largo que puede durar varios meses. La Bolsa reaccionó con reservas a la noticia. Al cierre, el Commerzbank subió un 1,88%, y el Dresdner, un 0,30%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de junio de 2000