Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El homenaje al promotor cultural Manuel Rodríguez Buzón reconstruye la sociedad sevillana de los setenta

El homenaje a Manuel Rodríguez Buzón (Osuna, Sevilla, 1933-1984), uno de los grandes promotores culturales que tuvo la capital andaluza durante los últimos años de la dictadura y los primeros de la democracia, ha servido para revisar la sociedad sevillana de la década de los setenta. Las actividades que impulsó el abogado sevillano, que fundó la Obra Cultural Caja San Fernando en 1973 y la dirigió hasta 1983, constituyen la base de la muestra Homenaje a Manuel Rodríguez Buzón que se inaugurará hoy en la sala Imagen de la Caja San Fernando y que podrá visitarse hasta el 30 de junio.El creador de la citada obra cultural consiguió organizar en una Sevilla que era un páramo cultural certámenes musicales -los ciclos de jazz gozaron de una aceptación especial-, exposiciones y unas jornadas de Arte Contemporáneo y Medios de Comunicación por las que pasaron, entre otros, Alberto Schommer, Luis Gordillo, Equipo Crónica, Tete Montoliú, Juan Luis Cebrián, Manuel Vázquez Montalbán y José Luis Balbín.

"Ninguno de los que trabajábamos con Manuel Rodríguez Buzón nos sentíamos protagonistas, no firmábamos. Era más importante la visión colectiva", comentó ayer Jesús Cantero, uno de sus colaboradores. En la larga lista de asesores de los que se rodeó el director de la obra cultural se encuentran los entonces jovencísimos y hoy profesionales de reconocido prestigio Alfredo Pérez Sánchez, Gerardo Delgado, Alberto Marina y Juan Miguel Serrera.

"La exposición es el reflejo de una época y el catálogo, en el que han colaborado muchos de los profesionales que trabajaron con Rodríguez Buzón, se ha convertido en un documento sobre la década de los setenta", comenta José Manuel Amores, director de la Obra Cultural Caja San Fernando.

"En 1973, en pleno tardo-franquismo y con instituciones municipales no democráticas; había una sociedad mucho más viva culturalmente que nació en la Universidad, en los colegios oficiales de Médicos y Arquitectos. Eran momentos difícil en los que no se separaba lo cultural de lo social y lo político", recuerda Cantero, asesor de Cultura de la Diputación de Sevilla.

Junto a la exposición, en la que se reunirán los carteles que el fotógrafo Carlos Ortega hacía para los actos de la Caja San Fernando, el grupo More Hispano ofrecerá un concierto en su memoria el próximo 20 de junio en la Iglesia de la Caridad, con obras de Bach, Telemann y Vivaldi.

José María Rodríguez Buzón, hermano pequeño del homenajeado, estrenará el día 18 en el salón de Chicarreros de la Caja San Fernando, la obra El día que Evita Perón llegó a Sevilla, una versión que él mismo firma de Una jornada particular, de Ettore Scola. El espectáculo, que podrá verse también los días 19 y 20, es una producción de Teatro del Mediodía. "La compañía, que se fundó en 1970, es como el Guadiana. Desde hace veinte años, aparece y desaparece. En esta ocasión, la obra es el resultado de un seminario que celebramos el año pasado en torno a la creación escénica. La obra es muy actual porque plantea la violencia en el seno de la familia", asegura Manuel Rodíguez Buzón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de junio de 2000