Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los delitos registrados por la policía bajan un 9,5% desde principios de 1999, pero aumenta el número de homicidios

El número de delitos denunciados en España ha descendido un 9,51% desde enero de 1999, según los datos facilitados ayer por el director general del Cuerpo Nacional de Policía, Juan Cotino, en una conferencia dirigida a explicar a una delegación de la policía francesa los resultados de la puesta en marcha del Plan Policía 2000. Pese a este descenso general de la delincuencia en los cuatro primeros meses de 2000 se han producido 31 homicidios más que en el mismo periodo de 1999, según las mismas fuentes. De enero a abril de 1999 se produjeron 180 homicidios y este año han sido más de 211.En total, en los cuatro primeros meses del año, el Cuerpo Nacional de Policía ha contabilizado en las diferentes comunidades autónomas (a excepción de Navarra y el País Vasco) 505.614 delitos, lo que supone una reducción de algo más del 8%, frente a las más de 549.756 infracciones registradas en el mismo periodo de 1999. La única comunidad en la que aumenta la delincuencia, aproximadamente en un 6,5%, es Castilla-La Mancha. Madrid, Andalucía y Cataluña siguen siendo las comunidades con más criminalidad.

Entre los delitos que más han descendido, Cotino citó los tirones de bolsos, las sustracciones de vehículos o los robos en inmuebles. Además, aludió a las nuevas formas de denunciar y destacó que más de 140.000 denuncias han sido realizadas a través del número 902 102 102 y que la página de Internet (www.policia.es) ha sido visitada desde noviembre por casi 15.000 personas.

Precisamente, son este tipo de hechos delictivos sobre los que se centra el proyecto de Policía 2000, que parte del funcionamiento de la llamada "policía de proximidad" o de distrito (los agentes que van en scutters) y que se puso en marcha en junio de 1998 en seis comunidades autónomas, pero que ya se ha extendido a 198 comisarias de 66 ciudades españolas.

En el caso de la Guardia Civil y de la Ertzaintza, la variación de la criminalidad es negativa. Ambas fuerzas de seguridad registran un aumento de la delicuencia en los tres primeros meses del año con respecto al mismo periodo del año anterior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de junio de 2000