Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El conflicto de Barakaldo se cierra con la creación de una comisión de seguimiento

El viceconsejero de Educación, Alfonso Unceta, leerá hoy públicamente un comunicado por el que se compromete a crear una comisión de seguimiento para garantizar el mantenimiento de la normalidad en el colegio San Juan Bosco, de Barakaldo, donde desde el pasado 10 de mayo estudian tres niños gitanos. La asamblea de padres e Iniciativa Gitana ya han dado su visto bueno a la propuesta, terminando así un conflicto que estalló el 10 de mayo.

Unceta leerá en una rueda de prensa en Bilbao el escrito en el que reconoce que ha habido "un deterioro de convivencia" en el colegio y que la asociación de padres "hace votos" por superar el conflicto. También se resalta que esa "excepcionalidad" requiere recursos especiales para el futuro próximo. Es aquí donde entra la creación de una comisión de seguimiento en que estarán representados la asociación de padres, Iniciativa Gitana y la propia consejería de Educación. La nueva dirección de la asociación de padres, nombrada tras la dimisón del equipo anterior, presentó el escrito a la asamblea el miércoles y fue aceptado. Todos esperan olvidar el conflicto.La normalidad es una realidad en el colegio de los Salesianos de Barakaldo desde hace algo más de una semana. Los ánimos empezaron a perder la crispación inicial y los hermanos gitanos de 4, 7 y 8 años comparten sin aparentes problemas aulas y recreo con los otros 633 alumnos. Sin embargo, faltaba un paso más: los padres payos querían garantías de futuro. Y exigieron al Departamento de Educación una serie de requisitos para pasar la página que les llevó a boicotear durante seis días la presencia de los tres niños gitanos y llevar la protesta a la calle.

Las demandas estribaban en que Educación "garantizara" que los padres gitanos no acudirán al colegio, la no admisión del hermano de 12 años de los escolares gitanos, actualmente escolarizado sin problemas en otro centro de Barakaldo, e incluso, la presencia policial en las dependencias de San Juan Bosco. Estos requisitos son "inadmisibles", según recalcan fuentes de Educación.

Finalmente, tras varias reuniones por separado entre la letrada que representa a la asociación de padres y Alfonso Unceta y entre este último y Jesús Giménez, presidente de Iniciativa Gitana, se ha logrado un acuerdo implícito entre todas las partes. Los tres negociadores anunciarán hoy juntos el cierre del conflicto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de junio de 2000

Más información

  • Educación garantiza la convivencia en el colegio