Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat considera que los ataques de Núñez a Pujol se descalifican por sí mismos

La Generalitat replicó ayer a las críticas vertidas por Josep Lluís Núñez, presidente del Barcelona, contra Jordi Pujol. Su portavoz, Artur Mas, manifestó: "Vuelven a ser unas manifestaciones muy fuera de tono, desaforadas e incluso desafortunadas que se descalifican por ellas mismas". Núñez había responsabilizado a Pujol así como a determinados grupos de comunicación de fustigarle hasta provocar su rendición. Pasqual Maragall, presidente del grupo socialista, dijo, mientras, que la Generalitat ha intentado "incidir en la sociedad civil" y en el deporte.

El presidente del Barça había asegurado que la táctica de Pujol consistía en "destruir" su imagen, hasta obligarle a dejar la presidencia del Barça y eliminarle como posible rival político. La Generalitat hizo un comunicado oficial en el que significó "el apoyo" que siempre ha dado al Barcelona y la atención que "ha dispensado y dispensa" a los proyectos de desarrollo deportivo de la entidad. Núñez se queja porque, en su opinión, la Generalitat ha imposibilitado los proyectos del club azulgrana: la ciudad deportiva y la operación urbanística en los terrenos próximos al Camp Nou denominada Barça 2000.Pasqual Maragall, por su parte, valoró la actitud de los gobiernos de Jordi Pujol respecto al Barcelona de forma prácticamente idéntica a como lo hizo anteayer Josep Lluís Núñez. "El nacionalismo tiende a colonizar la sociedad civil, los diarios, los clubes, las cajas de ahorros, todo lo que puede", dijo el líder socialista en una entrevista a COM Rádio. Esta "manía" de los nacionalistas proviene, según el ex alcalde de Barcelona, de que buscan formas de mantener desde plataformas sociales su "idea esencialista" del país cuando pierdan las elecciones. Posteriormente, Maragall dijo en el Parlament, a preguntas de los periodistas, que durante los últimos años "ha habido un politización del deporte que para mi sobraba". El nacionalismo pone muchas veces "exceso de voluntad" para influir en la configuración de la sociedad civil. "Tendría que ser un principio de la política catalana [la práctica] de un escrupuloso respecto de la sociedad civil".

La continuidad de Figo en el Barcelona, por otra parte, está cada vez más amenazada por las sustanciosas ofertas que le están llegando al jugador. El Milan le ha cursado una propuesta por la que el delantero portugués percibiría unos 1.000 millones de pesetas anuales y de esa forma pasaría a doblar su actual ficha en el Barça.

Según una información aparecida ayer en el web futvol.com, Figo está dispuesto a aceptar la oferta del Milan, que desea completar cuanto antes su plantilla de cara a la próxima temporada y pretende aprovechar la particular situación por la que atraviesa ya que Núñez ha manifestado que va a dejar en manos de su sucesor -las elecciones a la presidencia serán el próximo día 22 de julio- la renegociación de los contratos de Figo y Rivaldo. Núñez es partidario de no negociar con ninguno de los dos jugadores y desveló que para los clubes extranjeros, las cláusulas de rescisión de Rivaldo y Figo ascienden a 30.000 y 20.000 millones de pesetas, respectivamente. El agente Josep Maria Minguella explicó que las cláusulas de rescisión se rigen por el artículo 1.006 por el que el jugador es el que deposita la indemnización fijada por rescindir su contrato sin que se especifique cual será su próximo club. En este sentido, el Barcelona ya vivió la experiencia de la salida del club de Ronaldo.

Por otra parte, el Barcelona está interesado en ejercer la opción de recompra sobre el jugador del Levante Miguel Angel, cifrada en 100 millones

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de junio de 2000

Más información

  • El Milan tienta a Figo con una oferta que doblaría su ficha en el Barça y cobraría 1.000 millones de pesetas