Gore recauda en un solo acto casi 5.000 millones para su campaña

Unas 13.500 personas vieron bailar a un presidente Bill Clinton en botas y pantalones vaqueros con el rockero Lenny Kravitz en la noche del miércoles, en un concierto celebrado en Washington para recoger fondos para la campaña presidencial de Al Gore.Pese a que el acto estaba organizado en beneficio del candidato demócrata a la presidencia Gore, fue el atractivo popular de Clinton y la presencia de los cantantes Kravitz y Stevie Wonder y del actor Robin Williams lo que convirtió la velada en el más masivo y más rentable acto de recaudación de fondos en toda la historia de la política estadounidense.

Cuando terminó la fiesta, las arcas electorales de Gore habían ganado 26,5 millones de dólares (más de 4.900 millones de pesetas), un récord absoluto. El único momento tenso de la velada fue cuando unos manifestantes denunciaron como "corrupción" que la política se financie en Estados Unidos por medios particulares.

Pero Bill Clinton les salió al paso. "No creo que sea corrupción el recoger dinero para luchar por el control de las armas, la extensión de la cobertura sanitaria, la ley de los derechos de los pacientes, la reducción del déficit presupuestario y el pago de la deuda nacional",dijo el presidente.

Con barbacoas, música y chistes de Robin Williams, la fiesta siguió. El público se lo pasó en grande cuando salieron al escenario las parejas formadas por Bill y Hillary Clinton y Al y Tipper Gore. Y más aún cuando Clinton rompió a bailar el rock.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0025, 25 de mayo de 2000.

Lo más visto en...

Top 50