Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL La gran final de París

Los aficionados españoles tendrán francos en los cajeros

La huelga de los transportistas de fondos que alimentan los cajeros automáticos de bancos y grandes centros comerciales desde hace semanas está en vías de solucionarse. Mientras, los aficionados españoles que han acudido a París para presenciar la final de la Copa de Europa no tendrán problemas para cambiar pesetas por francos en la entidades bancarias.Las negociaciones proseguían en la noche de ayer sin que las ofertas de la patronal satisfaciesen a los sindicatos. Buena parte -entre un 30% y un 50%, según barrios y ciudades- de los distribuidores de dinero seguían vacios y fuera de servicio pero la precariedad de papel moneda, angustiosa cuatro días atrás, ha remitido desde el momento en que los bancos han recibido autorización para servirse de los billetes aportados por sus distintos clientes para alimentar las máquinas.

Una parte importante de los cajeros automáticos vuelve pues a suministrar billetes y en muchos de los servicios públicos -metro, autobús, taxi...- admiten cheques para comprar un ticket de transporte. El problema de abastecimiento, provisionalmente resuelto, no evita sin embargo otro tipo de conflictos, como la proliferación de atracos contra los grandes centros comerciales, de pronto obligados a manejar más dinero líquido del que desearían.

Para los extranjeros que quieran cambiar su moneda por moneda francesa los problemas son mínimos pues todas las oficinas de cambio -automáticas o no- siguen funcionando, de la misma manera que siguen abiertos y atendiendo al público todos los bancos.

La discusión entre patronal y sindicatos está en un punto muerto después de que existiera un acuerdo en todo lo referente a mejoras en medidas de seguridad. La prima de riesgo reivindicada por los transportistas seguía siendo el escollo contra el que topaban las dos posturas enfrentadas pues si bien los empresarios admitían la legitimidad de la reivindicación, querían que su coste fuese compartido por el Estado y por los bancos y las grandes superficies comerciales, delegación de responsabilidad económica no aceptada ni por los poderes públicos ni por las entidades financieras.

Gran demanda en España

Muchos aficionados españoles decidieron viajar a París con francos para evitar problemas. Las entidades bancarias han tenido una gran demanda de moneda francesa en los últimos días, "muy por encima de lo habitual", según señalaron ayer fuentes del Banco Santander Central Hispano. "Han sido sobre todo las oficinas centrales de los grandes bancos las que han recibido mayor petición de moneda, pero en ningún caso el papel se ha agotado", añadieron las mismas fuentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de mayo de 2000