Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Terra se convierte en un gigante de Internet

Madrid / Nueva York
EXPANSIÓN DEL PRIMER GRUPO ESPAÑOL. Juan Villalonga dio ayer un golpe de mano en los mercados internacionales con adquisición por parte de Terra del portal Lycos, uno de los más grandes de EEUU. La filial de Internet del grupo Telefónica absorberá Lycos en una operación valorada en 2,29 billones de pesetas y creará una entidad que se llamará Terra Lycos. Para ello, realizará una ampliación de capital por valor de casi 367.000 millones, que Telefónica se ha comprometido a suscribir en su totalidad. El canje propuesto es de 1,7 acciones de Terra por cada título de Lycos. Tras la fusión, los actuales accionistas de Terra (además de Telefónica, destacan el BBVA y Zaragozano) controlarán en torno al 63% de Terra Lycos.

Terra, la filial de Internet del grupo Telefónica, dio ayer un paso de gigante con la compra de Lycos, considerado el tercer portal de acceso a Internet en Estados Unidos, por 12.500 millones de dólares (2,29 billones de pesetas). Terra valora las acciones de Lycos en 97,55 dólares (17.928 pesetas), lo que supone una prima superior al 56% sobre el precio en Bolsa de los títulos del portal estadounidense al cierre del pasado lunes. La nueva empresa de Internet se llamará Terra Lycos y su primer ejecutivo será Juan Villalonga, presidente del Grupo Telefónica y de Terra. Los actuales accionistas de Terra tendrán hasta un 63% del nuevo grupo, aunque ese porcentaje dependerá de cómo se cierre el canje de acciones mediante el que se va a llevar a cabo la operación.Los acuerdos también incluyen al grupo alemán Bertelsmann, la tercera empresa mundial de contenidos audiovisuales, que será el principal proveedor del nuevo portal junto a la productora holandesa Endemol y Telefónica Media. Además, la nueva Terra Lycos participará con un 49% en una nueva compañía conjunta con Telefónica Móviles que facilitará servicios de Internet a través de teléfonos celulares.

Las negociaciones con Lycos se aprobaron en el consejo de administración del Grupo Telefónica el pasado 29 de marzo (ver EL PAÍS del 30 de marzo) con el apoyo de BBVA y La Caixa y se cerraron ayer en Nueva York con la firma de los acuerdos por parte de Robert J.Davis, presidente del portal estadounidense, y Juan Villalonga, que preside el grupo Telefónica y su filial para Internet. Villalonga será presidente de la nueva Terra Lycos Inc. y Davis, su consejero delegado. Así, Villalonga logra resarcirse, en parte, del fuerte varapalo que le asestaron el Gobierno español y los accionistas de referencia de Telefónica (BBVA y La Caixa) al paralizar su proyecto de fusión con la holandesa KPN. El actual número dos de Terra, Abel Linares, queda relegado a la dirección general de la nueva sociedad. El consejo de Terra Lycos tendrá 14 miembros (siete independientes, cuatro de Telefónica y tres del portal de EEUU).

"Hoy estamos haciendo la operación más importante desde que llegué a Telefónica hace cuatro año y probablemente, en la historia de la compañía", aseguró ayer un exultante Juan Villalonga en Nueva York flanqueado por Davis, y del presidente de Bertelsmann, Thomas Middelhoff. "AOL tiene un competidor", dijo, refiriéndose al acuerdo alcanzado hace unos meses entre el proveedor de Internet y el gigante de la comunicación Time Warner para crear el primer grupo mundial multimedia y de Internet.

La nueva sociedad tendrá su sede legal en España y su centro de operaciones en Estados Unidos (Massachusetts), contará con 60 millones de clientes en 37 países e ingresos de 600 millones de dólares. Según el presidente de Telefónica, compañía que cuenta con el 67% de Terra, el nuevo portal "será el primer portal global en español e inglés" y se coloca entre las primeras compañías mundiales de Internet. Tras la operación, Telefónica reducirá su participación en la compañía resultante hasta entre un 38% y un 47% "dependiendo del ajuste final de la operación de canje".

Lycos ocupa en la actualidad el tercer lugar en la clasificación de portales estadounidenses por número de visitas tras America Online (AOL) y Yahoo. Terra es el primer en mundo de habla hispana y portuguesa con un potencial de 550 millones de clientes. Con la absoción de Lycos, Terra, que cuenta ahora con dos millones de clientes de pago, pretende ampliar su actividad en Estados Unidos y Europa, donde apenas ha conseguido introducirse. "Con Terra seremos los números uno o dos en todos los mercados en los que estamos presentes", aseguró Davis.

La operación tendrá un coste final para Terra de 2,29 billones de pesetas (12.500 millones de dólares) y se hará mediante un intercambio de acciones de Lycos por títulos de Terra. Los accionistas de Lycos recibirán 1,7 títulos de Terra por cada uno de los suyos.

Ayer, las acciones de Lycos experimentaron una fuerte subida en Bolsa (17,85%) y al cierre marcaban 72,62 dólares frente a los 61,62 de la apertura.

El acuerdo incluye una ampliación de capital en Terra de 2.000 millones de dólares (366.580 millones de pesetas), que ya se ha comprometido a suscribir su principal accionista, Telefónica. También son accionista de Terra el BBVA (3%), La Caixa y el Zaragozano. Con ese compromiso, Villalonga y sus socios de Lycos pretenden asegurarse que la fusión saldrá adelante, aún en el caso de que alguno de los actuales accionistas de Terra se eche atrás. Según fuentes de Telefónica, el pacto contempla que los actuales accionistas de Terra tengan hasta un 63% del nuevo portal. Los títulos de Terra sufrieron un fuerte castigo en la Bolsa de Madrid y retrocedieron un 3,13% hasta 62 euros (10.315 pesetas). En el Nasdaq, el portal español cedía un 5,82%. La capitalización de Terra quedó en 2,88 billones de pesetas y Lycos se acerca a 1,1 billones.

La operación, que tiene que ser aprobada por las autoridades de la UE y de EEUU, tendrá que estar cerrada en el útimo trimestre del año, según los acuerdos .

Berstelmann comparte intereses con Lycos en Alemania y con Terra y la sociedad Logista en una empresa creada recientemente para la distribución de productos. Con el acuerdo de ayer se convierte en su principal proveedor de contenidos para Internet y otros canales de distribución (teléfonos móviles y televisión) y se ha comprometido con los nuevos aliados a contratar en los próximos cinco años servicios por valor de 1.000 millones de dólares.

Villalonga: "Estoy donde está el negocio"

A las once de la noche, hora española, seis horas menos en Nueva York; retransmitido a todo el mundo por videoconferencia e Internet, como tanto le gusta, Juan Villalonga hizo ayer un verdadero ejercicio de puesta en escena y buen manejo de la situación. Todo el aparato infográfico estaba perfectamente preparado, sin fisuras: lluvia de datos de las dos empresas que se fusionan y de Bertelsmann, con la que colaborarán estrechamente. En inglés, respetando el idioma del lugar, y en español cuando los periodistas de uno u otro lado del océano le preguntaban en su lengua vernácula.En una u otra, Villalonga fue contestando las preguntas (en torno a la docena). No faltó la referencia a su actual vida en Miami, donde ha fijado domicilio. Se le preguntó si Miami sería la sede, él respondió torero: "El presidente de Terra y Telefónica tiene muchas casas en muchos lugares; yo estoy donde está el negocio". Salía del paso entre risas, pero subrayando algo importante para el fisco español: "La sede legal y fiscal de Terra Lycos estará en España". Una circunstancia que se supone fue comunicada oportunamente al Gobierno español y que habrá impedido calentamientos de cabeza del Ejecutivo.

Y es que la operación rubricada ayer viene a ser un bálsamo para curar la herida de la fracasada fusión con la firma holandesa KPN, a la que se opusieron el Gobierno de Aznar y los accionistas del núcleo duro (BBVA y La Caixa). Villalonga restó importancia y no quiso hablar de esta cuestión, a raíz de una pregunta que voló desde Madrid. "Hoy no toca", contestó en una respuesta que parecía preparada, para luego añadir: "Hoy estamos haciendo la operación más importante desde que hace cuatro años presido la compañía y, probablemente, de la historia de Telefónica". Y más rotundo: "Telefónica significa crecimiento".

Nadie ha dudado nunca de lo importante que es la filial de Internet Terra para Villalonga. En la última reestructuración hecha en el grupo fue la única presidencia que se guardó junto a la de Telefónica. Pero ayer lo subrayó, para que no hubiera dudas: "Terra is my baby ", dijo en inglés.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de mayo de 2000

Más información

  • La filial de Telefónica absorbe el portal estadounidense Lycos por 2,29 billones ø Juan Villalonga presidirá la nueva Terra Lycos, que tendrá su sede legal en Madrid y la operativa en Massachusetts
  • Villalonga: "Estoy donde está el negocio"