Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los accionistas de Volvo aprueban la compra de la filial de camiones de Renault

La asamblea general de accionistas del consorcio sueco AB Volvo aprobó ayer la compra de Renault VI y su subsidiaria estadounidense Mack, la operación que anunciada el día antes en París y Estocolmo por los presidentes de ambas compañías. La asamblea autorizó a su dirección la recompra de acciones en la Bolsa a un sobreprecio máximo del 30%, en una histórica sesión trasmitida en parte por la televisión estatal sueca. El presidente ejecutivo de Volvo, Leif Johansson, destacó la importancia de la adquisición de Renault Vehículos Industriales (RVI) por un valor de 1.700 millones de euros y la intención de recomprar acciones de Volvo en la Bolsa para pagar con ellas el 100% del papel de RVI.

"Ahora hemos terminado con las adquisiciones en el área de camiones", subrayó Johansson en su alocución ante la asamblea de accionistas que convocó a unas 1.500 personas. La decisión tiene trascendencia histórica, dado que una propuesta anterior de fusión entre Volvo y Renault había sido rechazada por una asamblea general extraordinaria de Volvo hace 10 años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de abril de 2000