Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Poble Espanyol edita un catálogo de los 42 artesanos que trabajan en el recinto

Hace cuatro años, el Poble Espanyol albergaba en su interior los talleres de seis artesanos. Desde entonces, el número ha crecido exponencialmente, hasta llegar a los 42 actuales. El incremento ha coincidido con el cambio de gestión del recinto, en la actualidad en manos de la empresa Pemsa, cuyos responsables han decidido potenciar el Poble Espanyol como el gran centro de creación artesana de Barcelona. Para dar a conocer el trabajo de estos creadores, se ha editado un catálogo de artesanos del Poble Espanyol que incluye a una treintena de ellos, especializados en actividades tan diversas como la bisutería, la forja de hierro y la cerámica.Según los responsables del recinto, la demanda de artesanos para instalar sus talleres en él es elevada, y calculan que en un año el número de creadores rondará los 60. La razón de este alud de solicitudes obedece, según las mismas fuentes, a las excelentes condiciones que se ofrecen a los candidatos, esencialmente el bajo alquiler que se les exige. Pero las solicitudes pasan una criba previa y entre las condiciones que deben cumplir se incluyen el compromiso de mostrar su oficio al público, que su trabajo tenga cierta espectacularidad y que su obra sea atractiva para la venta. Con este criterio, se ha buscado una amplia representación de oficios, algunos de ellos, como la forja de hierro, prácticamente desaparecidos. La idea de los responsables del recinto es acabar con la idea del Poble Espanyol como tienda de recuerdos de la línea más tradicional, "porque la época de la España de la pandereta ya ha caducado". En cambio, quieren convertirlo en "la tienda del gran museo que es Barcelona".

El tercer teniente de alcalde y concejal ponente de Turismo del Ayuntamiento de Barcelona, Jordi Portabella, que presentó el catálogo junto con el presidente de Pemsa, Joaquim Frigola, destacó el valor de esta nueva orientación artesana del Poble Espanyol "porque es una apuesta por la cultura y por la ciudad del conocimiento".

Portabella adelantó la voluntad del Ayuntamiento barcelonés de organizar en el recinto el año próximo un encuentro de creadores de la península Ibérica, que se celebrará paralelamente a un foro de artesanía. "Queremos que el Poble Espanyol sea el centro de artesanía de toda la Península", señaló. Con esta voluntad renovadora, el Poble Espanyol ha decidido sustituir su viejo logotipo por otro más moderno, acompañado del lema La ciudad de los artesanos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de abril de 2000