Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Andrés Ortega reclama más ambición a España en la construcción de Europa

La necesidad de que España sea más ambiciosa en sus planteamientos exteriores y asuma mayor protagonismo en la construcción de Europa fue una de las ideas protagonistas en la presentación ayer en Madrid de Horizontes cercanos, el último libro del director del Círculo de Debates del Grupo PRISA y editorialista de EL PAÍS, Andrés Ortega."España tiene que redefinir su papel en Europa. En los últimos años se ha quedado atrás en algunos temas por miedo a que en Europa le dijeran que no. Hay que pedir lo imposible para lograr lo posible", señaló Ortega, quien dedica el último capítulo de su libro a esta idea bajo el título País excéntrico busca buena posición.

Sobre esta idea insistió también el actual embajador de Alemania en España, Joachim Bitterlich, quien junto al periodista Miguel Ángel Aguilar participó en la presentación de Horizontes cercanos. Bitterlich alabó el dinamismo demostrado en los últimos años por la sociedad española y apuntó a que en al triángulo de influencia Reino Unido, Francia y Alemania podrían unirse otros países como España. El embajador alemán advirtió de que "si no se cumplen las expectativas europeístas creadas en los países del Este, podría surgir un movimiento de frustración que destruyera a las élites proeuropeas". Miguel Ángel Aguilar opinó que la Unión Europea "está en la disyuntiva entre exportar libertades o importar esclavitudes".

Por su parte, Ortega, que definió Horizontes cercanos como "un libro que permite una visión general del mundo en ciernes para el no especialista", destacó que el planeta se encuentra en un estado de transición mundial que comenzó en 1989 y tardará en asentarse todavía unos diez años. Para el autor, que considera a la mujer un factor fundamental de las transformaciones que se están produciendo, vivimos actualmente en un mundo de paradojas. "Es más viejo y más joven [600 millones de habitantes mayores de 60 años y 1/3 de la población menor de 18]. Más rico y más pobre [progresivo distanciamiento entre clases acomodadas y los más desfavorecidos]". En su libro, Ortega se plantea, entre otros temas, el papel actual de los Estados tras el fin de la secular doctrina de no injerencia; la importancia de las grandes empresas y las nuevas tecnologías; el papel de los medios de comunicación, y la actitud de EEUU -"una hiperpotencia"-, que quiere orden internacional pero no ha ratificado los últimos grandes tratados internacionales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de abril de 2000

Más información

  • 'Horizontes cercanos' retrata el mundo en ciernes