El Inter anuncia que Ronaldo volverá a jugar al fútbol dentro de ocho meses

El Inter de Milán anunció anoche, en un comunicado desbordante de optimismo, que la operación de rotura del tendón rotuliano derecho de su jugador Ronaldo había sido un éxito completo. "Está previsto un programa de siete a ocho meses de reeducación y la vuelta a la competición futbolística no está programada hasta enero de 2001". La esperanzadora noticia pone fin a 24 horas de pesimismo. Desde que se lesionó el miércoles, en la final de Copa ante el Lazio, todas las informaciones abundaban en la posibilidad de que Ronaldo Nazario da Lima tuviera que retirarse del fútbol a los 23 años.

Más información
Un cruel historial clínico
Fútbol sin piedad
La desesperación invade a la afición italiana
La lesión del brasileño, punto final de un largo proceso degenerativo
Pelé: "Si es tan grave, es para dudar de Dios"
Unas cifras fabulosas: 311 goles en 386 partidos oficiales

Pese a todo, y vista la facilidad con que Ronaldo volvió a romperse en su reaparición 144 días después de otra operación en el mismo tendón, nadie se atreve a dar por sentado que Ronaldo volverá a jugar.El máximo aspirante a encontrar un hueco en el escalón superior del fútbol, el que llegaron a ocupar únicamente Di Stéfano, Pelé, Cruyff y Maradona, puede tener que suspender su aventura antes de tiempo. Demasiado antes, con tan sólo 23 años y dos Copas América, una Recopa de Europa, una Copa de la UEFA, una Copa española y una Liga holandesa como todo palmarés. También fue nombrado mejor jugador del planeta en los años 96 y 97. Y hasta formó parte de la selección de Brasil que ganó el Mundial de Estados Unidos en 1994, aunque no jugó ni un solo minuto de aquel campeonato al que llegó con 17 años. Todos sus sueños están en el aire desde la noche del miércoles, la fatal noche del miércoles.

Nada más caer al suelo, a los siete minutos de saltar al partido Lazio-Inter, a Ronaldo se le diagnosticó una lesión de gravedad. Todo parecía indicar que se había roto el tendón. El futbolista viajó esa misma noche a Milán y en la mañana de ayer partió rumbo a París en un avión privado que le proporcionó Massimo Moratti, el dueño del Inter. Allí, en el hospital de la Salpétrière, le aguardaba el doctor Gérard Saillant, el traumatólogo que ya le operó el 30 de noviembre de 1999 de la misma rodilla.

Nada más examinarle, el médico decidió la intervención. Ronaldo entró en el quirófano a las 18.45 horas.

A las puertas del hospital, su jefe de prensa, Rodrigo Paiva, intentaba convencer de que la retirada había quedado completamente descartada. "El diagnóstico preoperatorio dice que Ronaldo se rompió los tendones , pero que eso no es un gran problema. El doctor ha prometido que va a volver a jugar, pero no antes de seis meses". Paiva aseguró que el jugador está "tranquilo" y que incluso consiguió dormir un rato por la tarde.

En cambio, Andrea Campi, el jefe de los servicios médicos del Lazio, que atendió al futbolista en el Olímpico de Roma nada más producirse el percance, tan sólo concedía al jugador un cincuenta por ciento de posibilidades de recuperarse. Los médicos de la selección de Brasil, José Luiz Runco y Joaquín Grava, sí confían en el triunfo de la medicina sobre el caso. "No se contempla la hipótesis de que Ronaldo termine su carrera. Cualquiera que sea el problema, será solucionado".

Dos horas después, a las 20.45, la operación había concluido. "Todo ha ido bien", dijo el portavoz del jugador. "Va a permanecer ingresado en el hospital una semana y los médicos piensan que tardará en recuperarse de siete a ocho meses".

El seleccionador brasileño, Wanderley Luxemburgo, viajó ayer a París para visitar a Ronaldo y expresarle su "mayor solidaridad", convencido de que seguirá jugando, pese a su nueva y grave lesión. "Ronaldo va a seguir jugando. Eso es lo que le quiero decir en su propia cara y por eso viajo a París", explicó Luxemburgo.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS