Conde pierde el recurso presentado contra España por el 'caso Argentia'

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos no ha admitido a trámite el recurso planteado el 22 de diciembre de 1998 por el ex presidente de Banesto, Mario Conde, contra España por su condena a cuatro años y seis meses de cárcel y a una multa de 600 millones de pesetas por el caso Argentia Trust.En su decisión, que recibió el apoyo unánime de los siete magistrados que integraban la sala, el Tribunal de Estrasburgo considera que no están fundadas las alegaciones del recurso de Conde. Éste alegó que no había tenido un juicio justo y que no se había respetado su derecho a la presunción de inocencia, en la medida en que consideraba "haber sido condenado con pruebas indirectas y contradictorias, y con indicios insuficientes para concluir en su culpabilidad".

El ex banquero demandó a España por presunta violación del artículo seis del Convenio Europeo de Derechos Humanos (derecho a un juicio justo), pero los magistrados estimaron que "no hay nada" que permita demostrar que la justicia española violara sus derechos.

La Audiencia Nacional condenó a Conde el 20 de marzo de 1997 a seis años de cárcel por apropiación indebida, al probar que Banesto pagó de forma injustificada 600 millones de pesetas a la sociedad Argentia Trust en una cuenta en Suiza, una suma que la justicia le obligó a devolver en su sentencia.

El Tribunal Supremo, al que recurrió el ex banquero, confirmó el 26 de febrero de 1998 la condena por malversación, pero le absolvió de falsificación de la factura, ya que no pudo demostrarse suficientemente que el documento no era auténtico, de forma que la pena de cárcel se redujo a cuatro años y seis meses, mientras la multa de 600 millones de pesetas quedó sin cambios. El Tribunal Constitucional rechazó el 25 de junio de 1998 el recurso de amparo presentado por Conde.

Por otra parte, el ex banquero aseguró ayer que ve "complicado" poder recabar los 500 millones de pesetas que le impuso como fianza la Audiencia Nacional el pasado jueves, tras ser condenado a diez años y dos meses de cárcel por su gestión al frente de Banesto.

Un portavoz de Conde señaló que éste está pidiendo ayuda a amigos, familiares y conocidos para poder reunir los 500 millones en efectivo, al no contar por él mismo con la cantidad exigida. Las mismas fuentes han apuntado la posibilidad de que, llegada la fecha límite del 25 de marzo, el ex banquero se persone en la Audiencia con una cantidad inferior a la exigida: "Cuando llegue la fecha, presentará lo que pueda y que la Sala decida", han señalado.

La Audiencia decidió imponer a Conde una multa en metálico de 500 millones, lo que le obligará a abonar 400 millones en metálico, así como a reemplazar por dinero efectivo el aval bancario de 100 millones que presentó para salir de prisión en 1995.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS