Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición pide explicaciones sobre los negocios con las resonancias

La oposición criticó ayer las relaciones cruzadas existentes entre la empresa encargada de practicar las resonancias públicas en la provincia de Alicante, Inscanner, SL, el diputado popular Luis Concepción y el responsable de radiología del hospital General de Alicante, José Francisco Verdú, y solicitó al consejero de Sanidad, José Emilio Cervera, que comparezca ante las Cortes para explicar hasta dónde llegan la mezcla de intereses públicos, privados y políticos en el lucrativo sector de la resonancia magnética.José Francisco Verdú Bellod es jefe de servicio en funciones de radiología del hospital General de Alicante -responsable de las resonancias que piden los especialistas del hospital-. Pero también es socio de Enrique López Martínez en el Instituto Radiológico, SL, quien, a su vez, es administrador único y gerente de Inscanner, la firma concesionaria en exclusiva de las resonancias encargadas por Sanidad en la provincia de Alicante.

La diputada socialista, María José Mendoza, aludió ayer al incumplimiento de la ley de incompatibilidades y advirtió del peligro de desvío incontrolado de fondos de la sanidad pública a empresas privadas. Mendoza destacó las "interferencias políticas" a las que son susceptibles los procesos de externalización de servicios. Precisamente, tanto Verdú como López fundaron Inscanner, junto al actual diputado popular y presidente de la comisión de Sanidad de las Cortes, Luis Concepción. Este último, además, comparte junto a Verdú cargo en la dirección de Discanner, empresa destinada a la "explotación de aparatos de diagnóstico por imagen". La diputada socialista también destacó la "perversión" que supone que el sistema privado -el negocio de las resonancias- se mantenga a partir de los fondos públicos.

Jefe de servicio

En términos más contundentes se expresó el diputado de Esquerra Unida (EU) Joan Antoni Oltra. "El asunto de la resonancia huele mal desde hace tiempo", señaló. No sólo es grave que desde determinados puestos de la sanidad pública se favorezcan situaciones de privilegio hacia la sanidad privada, apuntó Oltra, sino que incidió en el hecho de que "responsables políticos con intereses privados" aprovechen situaciones favorables para hacer negocio. Además, destacó la "apuesta descarada" de no impulsar la implantación de equipos de resonancia públicos en la sanidad valenciana.

Sanidad reconoció ayer que Verdú actúa de forma oficiosa como jefe de servicio del hospital General de Alicante. Fuentes de la consejería señalaron que fueron sus propios compañeros del servicio quienes le votaron al quedar vacante el puesto en noviembre del año pasado al pedir una excedencia su antecesor. Además, las mismas fuentes señalaron que Verdú no es el responsable último de dar el visto bueno a las resonancias, ya que esta función le corresponde al director médico del centro sanitario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de abril de 2000