Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MENORESRECURSO DESESTIMADO

La Audiencia de Valencia no sanciona a menores que conducen coches robados

La Policía y la Físcalía tiene un listado de varias decenas de menores de Valencia que han quedado impunes después de haber sido sorprendidos al volante de hasta una docena de coches sustraídos. En todos los casos alegan que desconocían que era un coche robado y que se lo había prestado un amigo. Para atajar esta situación, la Fiscalía de Menores ha presentado un recurso de apelación sobre un caso concreto, pero la Audiencia de Valencia lo ha desestimado.

Cuando las fuerzas de seguridad sorprenden a un menor conduciendo un vehículo robado, éste es consciente de que tiene muchas posibilidades de quedar impune, según fuentes policiales. "Como el uso ilegítimo de vehículos de motor ya no está penado, sólo necesitan que nadie les vea en los escasos segundos que tardan en forzar la puerta del coche y hacerle el puente", explican. "Luego, les basta con decir que no tenían ni idea que de que el coche que les había prestado un amigo era robado".Una situación que preocupa mucho a la Fiscalía y a los Grupos de Menores de la Policía y la Guardia Civil porque al quedar estos robos sin castigo, los menores "se crecen y prosiguen su carrera delictiva". "Al final acaban tan curtidos de tanto delinquir que cuando por fin logramos que los internen en un centro de menores ya es muy difícil reeducarlos y escolarizarlos", lamenta un agente especializado en la delincuencia juvenil.

Ante esta perspectiva, la Fiscalía de Menores de Valencia decidió interponer un recurso de apelación ante la Audiencia de Valencia para lograr que se castigara con un internamiento de seis meses en régimen semiabierto a un niño de 13 años que fue sorprendido al volante de dos coches sustraídos y fue absuelto por un juzgado de menores al no considerar acreditada su participación en los robos.

La Fiscalía citó en su recurso una sentencia del Tribunal Supremo que recalca que una persona al volante de un vehículo con signos evidentes de haber sido sustraído puede ser considerado como el autor material de la sustracción. También alegó que el menor que conduce un coche con el puente hecho "está participando en la sustracción del vehículo". Y recalcó que la sustracción no acaba en el momento del robo, sino que se prolonga durante la conducción del vehículo.

Pero la Sección Segunda de la Audiencia de Valencia ha desestimado el recurso al entender que, aunque el menor fue sorprendido cuando conducía dos de los vehículos sustraídos, no quedó plenamente demostrado que fuera él quien los hubiera robado, ni que hubiera estado de acuerdo con los que rompieron los cristales y forzaron las cerraduras.

La sentencia concluye defendiendo la presunción de inocencia de este niño ante las "dudas razonables" sobre su implicación en los robos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de abril de 2000