Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pérez Escolar, el eterno abogado

Rafael Pérez Escolar y Banesto siempre han sido uña y carne. Secretario del consejo desde los setenta y consejero desde final de los ochenta, Pérez Escolar formó parte del paisaje de un banco tradicional, con una gestión anquilosada, como el tiempo luego demostró. Pérez Escolar, no dudó en apuntarse al equipo ganador de Conde y dejar a sus valedores anteriores, la familias tradicionales del banco, cuando hubo de elegir.Nacido en Madrid en 1927, casado y con tres hijos, Pérez Escolar siempre tuvo con Conde la sintonía del abogado y desde la intervención de Banesto por el Banco de España, Pérez Escolar apostó por una actitud beligerante. Incluso, en algunos momentos no ha dudado en utilizar la técnica del ventilador para extender sus acusaciones públicas contra diestro y siniestro. El último episodio de este tipo lo protagonizó en la última junta del BSCH.

Pérez Escolar, abogado de olfato, con cierta dosis de retranca y muy documentado, ha manchado seriamente su trayectoria profesional con esta sentencia, que le condena a seis años de cárcel. Pérez Escolar tuvo un papel destacado en la paralización de la oferta pública de adquisición que lanzó el Banco de Bilbao en el año 1987, lo que le valió asentar sus reales en la entidad. Ha sido uno de los principales asesores de las grandes ventas de empresa del banco y también hizo sus flirteos en política aunque sus diferencias con Manuel Fraga le hicieron desistir de ahondar en la carrera política.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de abril de 2000