Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La juez aplaza la vista por la muerte de dos jóvenes aplastados por una grúa

El juicio de faltas por la muerte de dos jóvenes aplastados por una grúa el pasado 27 de dicimebre en Bilbao fue suspendido ayer antes de comenzar. Nekane San Miguel, titular del Juzgado de Instrucción número 7 de Bilbao, encargado del caso, decidió aplazar la vista al presentar la acusación, que representa a las familias de las víctimas, dos nuevas denuncias. El juicio se celebrará el próximo viernes con cinco acusados en el banquillo si antes no se alcanza un acuerdo económico entre las familias y las empresas.

La expectación era grande al mediodía de ayer en los sótanos del Palacio de Justicia de Bilbao. Una decena de abogados, unos doce testigos, varias compañías aseguradoras y algunos conocidos de los jóvenes de 17 años muertos, Francisco Javier Estévez y Aitor Ruiz Etxegoien, esperaban el inicio de la vista. El pasado 27 de diciembre, rachas de viento de hasta 170 kilómetros por hora azotaron el País Vasco y causaron ese día tres muertos y decenas de heridos tras el paso de uno de los mayores vendavales de los últimos años. Entre los fallecidos, los dos amigos.Esa tarde, una grúa instalada junto a la plaza de Amézola volcó completamente y aplastó a los dos chicos que pasaban en ese momento por el lugar. Además, cuatro coches quedaron destrozados. La celebración del juicio de faltas estaba previsto para ayer. Sin embargo, antes de que comenzara, la juez lo suspendió hasta el próximo viernes.

El motivo fue que la acusación que representa a las familias de las víctimas decidieron añadir dos nuevas denuncias por imprudencia a las tres que ya mantenían contra el gruísta, la empresa instaladora y la constructora de las viviendas de la zona. Las nuevas imputaciones van dirigidas contra otro operario de la grúa, quien también trabajó en la máquina, según lo señalado a la juez por el primer operario denunciado. Asimismo, se imputa responsabilidad al encargado de obra de la construcción de viviendas donde ocurrió el siniestro. En total, son tres las empresas denunciadas por imprudencia: Hormal, encargada de la grúa; Arlan, SA, que la instaló, y Vizcaína de Edificaciones, SA, constructora de las viviendas donde estaba colocada.

La acusacion en el juicio es sólo particular, ya que el fiscal ha decidido no intervenir. De hecho, ayer no estuvo presente en la sala de juicios, según señaló una de las letradas que representa a las familias de los muertos. Ésta reiteró que el juicio se convocó después de que las empresas se negaran a negociar un acuerdo económico y que no fue hasta ayer cuando se empezó a abrir esa vía.

Responsables de Arlan SA, y de Vizcaína de Edificaciones desmintieron que lo hubieran rechazado e insistieron en que siempre han estado dispuestos a un pacto. El acercamiento puede posibilitar que se alcance el acuerdo antes del viernes y no sea necesario el juicio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de marzo de 2000

Más información

  • La acusación presentó dos nuevas denuncias antes de iniciarse el juicio