Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arias-Salgado adjudica al consorcio Xfera la cuarta licencia de la nueva telefonía móvil

El Gobierno eligió finalmente al grupo Xfera como ganador de la licencia de telefonía móvil multimedia para competir con Telefónica Móviles, Airtel y Amena. La decisión fue publicada ayer en el Boletín Oficial del Estado (BOE), aunque aparece firmada por el titular de Fomento, Rafael Arias-Salgado, el pasado viernes. Precisamente, el ministro afirmó ese mismo día que necesitaba tiempo para evaluar las opciones tras producirse una agria polémica sobre su concesión entre los tres grupos que optaban a la cuarta licencia de este sistema multimedia. Xfera desbancó en el concurso a Movi2 y Movilweb.

La orden ministerial de adjudicación de cuatro licencias de telefonía móvil UMTS (Universal Mobile Telecommunications System, la tecnología que permite el acceso a Internet, transmisión de datos y de voz, entre otros usos, a través de teléfonos celulares) ya estaba firmada el viernes, según apareció ayer en el BOE, por el hoy ministro de Fomento en funciones, Arias-Salgado. Éste aseguró que se tomaría "tiempo, no mucho, para decidir". Anoche, en plenas elecciones, la orden ya estaba en las rotativas del BOE. Los mercados, en cualquier caso, se habían adelantado a la decisión del ministro hasta el punto de que las acciones de ACS, que tiene un 20% de Xfera y está presidida por Florentino Pérez, cuya amistad con el ministro nunca ha ocultado, acumulaban hasta el pasado viernes una subida superior al 30% desde que el 29 de febrero se dio por seguro que la consultora Amdahl DMR daba como ganador a dicho consorcio. Esta circunstancia provocó malestar en los componentes de los otros dos grupos, que dijeron sentirse perjudicados, y se originó una agria polémica en torno a la adjudicación.

El sector daba por seguro que la mesa de contratación, el tribunal encargado de evaluar las candidaturas, había elevado el pasado jueves al ministro una propuesta de adjudicación de la licencia al grupo Xfera. El viernes pasado, Arias Salgado reconoció que en la mayoría de las ocasiones el Gobierno ha seguido las recomendaciones de sus asesores.

Ayer, los títulos de las constructoras que están en Xfera se vieron también fuertemente influidos por la decisión del ministro. FCC y ACS, subieron un 3,43% y un 9,47%, respectivamente, al conocerse el resultado, aunque al cierre se dejaron un 3,84% y un 3,51% por efecto del ajuste que vivieron los mercados europeos. La empresa de autopistas Acesa, controlada por La Caixa, se elevó un 4,37%, aunque terminó con una caída del 3,52%. No corrieron mejor suerte las empresas cotizadas que forman parte de los consorcios perdedores de las licencias. Abengoa y Bankinter (Movilweb) se dejaron un 1,59% y un 0,81%, respectivamente. En Movi2, Ferrovial perdió un 2,99% e Iberdrola ganó un 2,06%.

Xfera, que se ha comprometido a invertir 1,3 billones de pesetas y crear 8.000 empleos directos, sacó 293,8 puntos en el concurso, 3,5 más que Movi2 (290,3) y 18,6 más que Movilweb (275,2). El primer clasificado fue Telefónica (332,4), seguida de Airtel (313,4) y Amena (295). Fuentes conocedoras del proceso explican que la participación estatal en France Télécom (63%) y Deustche Telekom (65%) jugó en contra de su candidatura y que Sonera (54,6% pública) compensó ese factor con su experiencia en UMTS. En la actualidad, sólo Finlandia ha concedido licencias UMTS en Europa, aunque no está operativo.

Incompatibilidades

Aunque el Gobierno valoraba la estabilidad accionarial de las candidaturas en el concurso, Xfera ya ha anunciado que Mannesmann venderá su participación a la operadora británica Orange, empresa que controla el grupo alemán, para evitar incompatibilidades con Vodafone, que tiene un 95% de Mannesmann y está punto de hacerse con el control de Airtel, rival directo de Xfera. Mannesmann venderá Orange posteriormente por problemas de competencia.

Aun así, existen otras posibles incompatibilidades, ya que en Acesa están La Caixa y BBVA, accionistas de referencia de Telefónica, y presidida por Isidre Fainé (director general de La Caixa y vicepresidente de Telefónica) y en ACS participa Alba, presente en Airtel.

Por 20 años y 10 más

Si el móvil despierta pasión, el UMTS desatará furor. Según los técnicos, que aún desarrollan muchas de sus aplicaciones, la tecnología UMTS, permitirá el uso de los móviles para transmitir voz y datos, acceder a Internet,obtener servicios de pago electrónico y hacer compras por la red. El UMTS permite velocidades de transmisión de 2 Megabits, 36 veces superior a la que se consigue hoy por la red telefónica básica y 150 veces superior a la que se obtiene con teléfonos GSM. Entre otras cosas, permite al usuario ver la cara de su interlocutor.Sin embargo, el Gobierno español no obliga a los adjudicatarios a dar servicio hasta el 1 de agosto de 2001 en ciudades de más de 250.000 habitantes porque hasta esa fecha no se espera que los fabricantes puedan comercializar masivamente teléfonos UMTS. Las licencias son por 20 años prorrogables por otros 10. Los ganadores pagarán al Tesoro 21.500 millones de pesetas cada uno más otros 250 millones para sufragar la liberación de espectro y una tasa anual del 1,5% de sus ingresos. En Reino Unido, Alemania, EEUU, Bélgica y Holanda se ha elgido la subasta de adjudicación, que es más transparente y genera mayores ingresos al Estado (Londres prevé 1,3 billones).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de marzo de 2000

Más información