El PP logra dos escaños más en Canarias, el PSOE se derrumba y los nacionalistas se mantienen

Las Palmas de Gran Canaria - 12 mar 2000 - 23:00 UTC

Aunque la situación casi no ha variado para los nacionalistas canarios, el vuelco en el mapa electoral canario ha sido considerable. El Partido Popular ha sido el gran vencedor de las elecciones en esta comunidad, ya que ha cosechado siete escaños, dos más que en los comicios de 1996. Justo los dos que pierden los socialistas, que pasan de cinco a tres diputados en el Congreso de los Diputados. Coalición Canaria (CC) se mantiene con cuatro escaños.CC no ha visto colmadas sus expectativas. Con el 99,56% de los votos escrutados, la formación nacionalista no había obtenido el ansiado quinto diputado, que le permitiría formar grupo parlamentario propio en el Congreso, lo que supondría su consolidación como una fuerza con peso específico en Madrid.

La estrategia de CC ante los futuros pactos con el PP puede variar después de conocer que el PP ha conseguido una holgadísima mayoría con más de 180 diputados. Los eventuales pactos han sido un asunto muy debatidos en la campaña. CC no descartaba romper su acuerdo con los populares en el Gobierno canario, que ostentan tres consejerías en el Ejecutivo canario.

En cualquier caso, la amplia mayoría alcanzada por los populares limita las posibilidades de los nacionalistas canarios de hacerse valer como llave del nuevo Ejecutivo, que ha sido su principal argumento electoral. Luis Mardones, dirigente de CC, aseguraba antes de conocerse los resultados: "Coalición Canaria podrá ser la llave y complemento para dar la mayoría de votos al pacto de Gobierno que pueda ser mayoritaria en este momento".

En los últimos días de campaña CC el dirigente canario apuntó incluso la posibilidad de alcanzar un pacto con el Bloque Localista de Melilla (BLM), de obtener algún diputado, "o con quien fuera" para constituir grupo propio.

Y el Partido Popular ha consolidado su presencia en las Islas. Lo que resulta importante sobre todo tras la grave crisis padecida en los últimos meses por el partido en esta región y el relativo fracaso electoral en las elecciones autonómicas del pasado 13 de junio. Son, además, los primeros comicios que se celebran bajo la presidencia en el partido de José Manuel Soria, que sí obtuvo mayoría absoluta en los comicios municipales en Las Palmas de Gran Canaria.

Pero, sin duda, el PSOE e IU son los principales perdedores de Canarias. La formación encabezada en estas elecciones por Francisco Frutos como cabeza de cartel sigue la tónica nacional y casi desaparece del panorama político, donde nunca ha llegado a tener una presencia significativa. Los socialistas han sufrido un descalabro con la pérdida de dos de los cinco escaños que tenía.

La jornada electoral se desarrolló sin incidentes reseñables. Un hombre se presentó en la capital grancanaria con el carné de identidad de su madre para votar en su nombre. Otra mujer se presentó, en el mismo colegio electoral, para votar por su marido, que había fallecido hace tres meses.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0012, 12 de marzo de 2000.

Lo más visto en...

Top 50