Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 2000HERIBERT PADROL / CANDIDATO DE CIU

"Acabaré militando en Convergència"

Heribert Padrol (Reus, 1964) es un ejemplo de manual de político recién llegado. Técnico por vocación, su carrera en la Agencia Tributaria fue meteórica desde que a los 25 años fue número dos en las oposiciones a inspector de finanzas del Estado. En febrero pasado, tocado por la varita mágica del nacionalismo, saltó de Madrid a Barcelona, de director de inspección de tributos a número dos de la lista de Convergència i Unió como independiente y de trabajar entre funcionarios a verse en medio de un auditorio más pendiente de sus palabras que de su capacidad de trabajo. "La política me la imaginaba como la estoy viviendo, pero creía que una campaña electoral sería mucho más dura", afirma.Jordi Pujol dice de él que es una pieza esencial en el engranaje para reivindicar el pacto fiscal y el traspaso de la Agencia Tributaria. Y de la misma manera que se preparó las oposiciones, ha copiado el método de estudio para aprenderse el discurso político de la coalición nacionalista. "Me metí en política por la fuerte convicción de que existe un desequilibrio estructural en la financiación de Cataluña y porque creo que sería extraordinariamente positivo para el progreso social y económico disponer de la Agencia Tributaria", repite Padrol cuando se le plantea cualquier cuestión sobre su candidatura.

Tantos años en Madrid no han variado un ápice su ideología convergente ("acabaré militando en Convergència, éste es mi compromiso", dice), pero sí le han convencido de la imagen distorsionada de Cataluña que se tiene en la capital. "Es una suerte para el Estado el talante moderador del nacionalismo de CiU", afirma. Por este motivo, confiesa que un PP con mayoría absoluta o cercana a ella sería "una pésima noticia para los catalanes".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de marzo de 2000