Excarcelado en Italia el 'arrepentido' que facilitó la detención de Totó Riina

Balduccio di Maggio, el mafioso arrepentido que hizo posible la detención del capo de Cosa Nostra Salvatore Totó Riina, en 1993, decapitando, al menos temporalmente, a la organización, ha recibido un imprevisto beneficio carcelario que le permitirá cumplir condena en su domicilio. La decisión acaba de tomarla un tribunal siciliano que ha atendido así la petición del abogado defensor de Di Maggio, quien ha alegado problemas de salud para reclamar la prisión atenuada. Di Maggio, que fue expulsado hace tres años del programa de protección a los pentitos (arrepentidos) de la Mafia, del que se benefician en Italia más de un millar de antiguos mafiosos, y arrestado por haber organizado un clan de arrepentidos en Sicilia, se encuentra, al parecer, casi completamente paralizado. Balduccio di Maggio era conocido no sólo por su participación esencial en la detención de Riina, sino porque sus declaraciones fueron parte sustancial en el proceso por presunta asociación mafiosa seguido contra el ex primer ministro italiano Giulio Andreotti, que concluyó en noviembre con la absolución del político democristiano. Di Maggio fue el arrepentido que declaró haber sido testigo de una escena asombrosa: un encuentro entre Andreotti y Riina en el que el primero besaba al padrino en la mejilla en señal de acatamiento de su autoridad mafiosa. Di Maggio cayó en desgracia a raíz de su detención en octubre de 1997, cuando se comprobó que, pese a estar protegido en su calidad de "pentito de oro", había organizado un clan en Sicilia que había realizado tres asesinatos.

La noticia de la excarcelación de Di Maggio fue difundida ayer por el Giornale di Sicilia y provocó considerable escándalo en Italia. Desde que fue arrestado hace tres años, Di Maggio, que cumple condena por anteriores procesos de Mafia, ha solicitado la aplicación de un régimen de prisión atenuada. Finalmente, sus abogados, Salvatore Gugino y Giussepe Dante, lo han conseguido.

El arrepentido padece, según los médicos del centro de diagnóstico anexo a la cárcel de Pisa, donde está encerrado, una parálisis progresiva incompatible con la detención. Un informe médico anterior había mantenido la hipótesis de que la dolencia del pentito era de naturaleza "psicosomática", provocada por la "traición" sufrida a manos del Estado. Una hipótesis que no mereció la consideración de los jueces.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 07 de marzo de 2000.

Lo más visto en...

Top 50