Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un incendio en un transformador deja sin luz a 20.000 vecinos El fuego arrasó una galería subterránea con 21 tendidos de alta y media tensión

Un incendio en una galería de cables de la subestación eléctrica de Méndez Álvaro dejó ayer sin suministro a unos 20.000 vecinos del sureste de Madrid. El fuego comenzó hacia las 3.20 y los bomberos tardaron más de dos horas en controlarlo. Los vecinos sufrieron cortes de suministro durante la madrugada y la mañana porque Unión Fenosa, titular de la subestación, no restituyó el normal funcionamiento del servicio hasta las dos de la tarde.

El fuego se desató en el entorno de la subestación eléctrica de la calle de Ombú, situada en las proximidades del centro comercial de Méndez Álvaro. Las llamas surgieron en los cables de la galería subterránea que discurre bajo la calle de Pedro Bosch, a unos veinte metros del transformador. Este pasadizo tiene dos metros de alto por dos de ancho y lleva 19 líneas de media tensión -15 kilovoltios- y dos de alta tensión -45 kilovoltios-. Está fabricado en hormigón armado.Las causas que provocaron el incendio aún se desconocen, y los técnicos de Unión Fenosa trabajan para esclarecer el suceso. "El origen del fuego aún no se ha determinado, pero lo normal es que estos incendios se produzcan por el sobrecalentamiento de los cables o por un cortocircuito en alguna línea", explicó ayer un portavoz de la empresa.

Los encargados del mantenimiento de la subestación eléctrica de Méndez Álvaro se percataron a las 3.20 de que por una arqueta de la mencionada galería salía una gran humareda. De inmediato llamaron a los bomberos. Cuando éstos llegaron, las llamas ya habían arrasado medio centenar de metros de cables en el interior de la galería. Los cables tienen entre 15 y 45 milímetros de diámetro y están recubiertos de un aceite especial que les protege de la humedad.

El fuego dejó sin suministro eléctrico a unos 20.000 vecinos de la zona sureste de la ciudad.El incendio de ayer no tiene relación alguna con el registrado en esa misma zona en julio pasado, que afectó a unas 350.000 personas y que entonces obligó a suspender el servicio de autobuses de la estación de Méndez Álvaro, según Unión Fenosa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 5 de marzo de 2000