Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Tribunal Penal de La Haya condena a 45 años a un general bosniocroata por crímenes de guerra

El Tribunal Penal Internacional (TPI) para la antigua Yugoslavia batió todas sus marcas anteriores y sentenció ayer a 45 años de cárcel al general croata de Bosnia Tihomir Blaskic, de 39 años, quien es el oficial de mayor rango condenado por La Haya. El juzgado de primera instancia del TPI, además, denunció el papel de Croacia y de su difunto presidente Franjo Tujdman en la guerra de Bosnia (1992-1995). El TPI consideró a Blaskic culpable de crímenes contra la humanidad y de crímenes de guerra por haber "ordenado personalmente" ataques sistemáticos contra musulmanes.

El TPI considera, además, que Blaskic "faltó a sus deberes como superior al no castigar ni impedir la comisión de crímenes por parte de sus subordinados", según el tribunal. Los hechos ocurrieron en el valle del Lasva (centro de Bosnia) desde mediados de 1992 hasta el principio de 1994. Blaskic, que entonces era coronel, mandaba las fuerzas armadas croatas en Bosnia central. En el verano de 1994, Blaskic ascendió a general. El presidente francés del TPI, el juez Claude Jorda, echó en cara al acusado: "Los hechos que usted ha cometido, general Blaskic, son de una extrema gravedad. Estas acciones de guerra llevadas a cabo en contra del derecho internacional humanitario por el odio a terceros, esos pueblos reducidos al estado de ruinas, esas casas y esos establos incendiados y destruidos, esas personas obligadas a abandonar sus casas, esas vidas perdidas, son inaceptables". El juez añadió: "La comunidad internacional no debe tolerar que se cometan crímenes así y a este tribunal le corresponde castigarlos".Una de las mayores atrocidades cometidas en el valle del Lasva fue la matanza que los croatas de Bosnia cometieron en abril de 1993 contra la población musulmana de la aldea Ahmici. Por esta matanza se condenó el pasado enero a cinco croatas a penas de cárcel de entre 6 y 25 años. La acusación contra Blaskic se basó en gran parte en esta matanza. Con rigidez militar, Blaskic tomaba notas y recibió la sentencia con gesto glacial. Uno de sus abogados, Russel Hayman, declaró que recurrirá el fallo.

Más de 100 muertos

Supervivientes musulmanes de la matanza consideran demasiado leve la sentencia. Hasreta Ahmic, que perdió a nueve miembros de su familia en la matanza, en la que las fuerzas bosniocroatas mataron a más de 100 personas, declaró a Reuters que no está de acuerdo con el veredicto y nunca podrá estarlo. Por el contrario, una asociación de antiguos combatientes croatas de Bosnia acusó al TPI de "haber rebasado todos los límites" y exigen "una revisión de esta decisión vergonzosa". Según Mato Grotovac, presidente de la asociación de veteranos de guerra, "esta condena es absolutamente politizada e inmoral. El TPI ha demostrado toda su impotencia e intentado justificar la mala conciencia del mundo de que tardó en intervenir en Bosnia para poner fin a la guerra". El primer ministro de Croacia, el socialdemócrata (excomunista) Ivica Racan, declaró en la radio: "Sin duda, la sentencia es demasiado y yo creo que será reconsiderada en el proceso de apelación".

La sentencia contra Blaskic ofreció al TPI la oportunidad de condenar, por persona interpuesta, el papel representado por Croacia en la guerra de Bosnia y los tejemanejes nacionalistas de su presidente de entonces, el fallecido Franjo Tudjman. El juez Jorda expuso: "La república de Croacia no se contentó con un papel de espectador, ni tampoco con buscar solamente la protección de sus fronteras. Croacia intervino en el conflicto entre los musulmanes y los croatas de Bosnia central". El juez recalcó la presencia de "numerosos soldados" de Zagreb entre las fuerzas croatas que luchaban en Bosnia.

El presidente del TPI recordó también que el nacionalismo de Tudjman salió a relucir en las declaraciones de numerosos testigos del proceso contra Blaskic, a quien se considera un instrumento en la política de limpieza étnica llevada a cabo en Bosnia central para dejarla libre de musulmanes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de marzo de 2000

Más información

  • La sentencia denuncia el papel de las autoridades de Croacia en la 'limpieza étnica'