Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Oferta pública

Me gustaría dar mi apoyo a la carta de Fátima Zurita publicada el día 7. Como ella, soy uno de los miles de opositores andaluces que optan a alguna de las plazas que se ofertan. Para este año, la Junta ha previsto un ligero incremento en la normalmente ridícula oferta.Pero resulta que al colectivo de interinos esto no le parece nada bien, porque ven amenazados sus puestos de trabajo, por lo que entonces lo mejor es cambiar el sistema exclusivamente a su beneficio, y ahora no hay que valorar los años de estudio que una persona ha dedicado a las oposiciones, sino que hay que favorecer sus privilegios. Además, ¿qué mejor momento que éste, con un consejero de lo más maleable ante el inminente 12 de marzo? Muchos votos que se podrían escapar, muchas protestas de padres por las huelgas, demasiada repercusión. En el otro lado de la balanza, un colectivo invisible de opositores, sin capacidad de organizarse y protestar por la injusticia de que son objeto.

Lo peor del caso es que, a pesar de llegar a un acuerdo con la Junta, a los interinos todavía les parece que se puede seguir exprimiendo, y ahora no es suficiente con que se valore su supuesta precariedad laboral, sino que directamente hay que congelar la oferta pública de empleo, que por cierto ya es oficial. Estoy seguro de que muchos interinos entienden lo injusto de esta situación y de que no son tan egoístas como las plataformas que dicen representarlos.- . .

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de febrero de 2000