Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA IMAGEN

El Frente Atlético vuelve a la carga

Algún tiempo llevaba el sector más hostil del Frente Atlético sin hacerse notar más que de boquilla, o pintura en mano, limitándose a llenar el Calderón de gritos, pancartas y alguna que otra pintada contra los actuales administradores del club. El caso es que a algunos miembros del grupo ultra del conjunto rojiblanco se les ocurrió la idea de viajar a Santander, aprovechando que unos mil aficionados del Atlético, cuyo comportamiento, a tenor de las crónicas, resultó ejemplar, habían decidido hacer lo propio. Y todo iba bien hasta que, mediado el primer tiempo, a los más violentos se les ocurrió dejarse ver como acostumbran. Uno de ellos arrancó una butaca y la lanzó contra los seguidores racinguistas que se encontraban más a mano. Fue entonces cuando la policía, que vigilaba de cerca al Frente, optó por actuar y cargó sin contemplaciones en la zona donde se encontraban aquéllos. Un total de 12 hinchas fueron expulsados del estadio, a diez de ellos se les tomaron los datos personales, aunque ninguno fuera detenido. Además, se les incautaron varios palos y otros objetos contundentes. Las asistencias médicas tuvieron que atender finalmente a 11 personas, entre las que se encontraba un policía que sufrió la fractura de dos dedos de su mano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de febrero de 2000