Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las ventas en el mercado interior compensan el estancamiento en la exportación del sector cerámico

Las ventas en el mercado nacional han sido las que han salvado el año 1999 en el sector cerámico, según las primeras estimaciones de la patronal estatal, Ascer, radicada en Castellón. El pasado ejercicio registró un estancamiento en las exportaciones, aunque se logró una mejoría a finales de año. Los fabricantes de pavimentos y revestimiento cerámico venden a un total de 172 países. Si se comparan los diez primeros meses de los dos últimos años, las exportaciones sólo crecieron un 3,4%. El secretario general de Ascer, Pedro Riaza, cree que el incremento de la producción se situará para 1999 en un 6,7%. "Creemos que el diferencial entre producción y ventas no se habrá agravado de forma significativa. El desfase se habrá mantenido", argumenta Riaza.Ascer, que agrupa a casi 200 empresas, la mayoría establecidas en la provincia de Castellón, integra un sector que junto a la venta de automóviles es líder en cifras de venta al exterior en la Comunidad. Los azulejeros dirigen a la exportación casi el 60% de su producción anual. Riaza cree que tras los aumentos de producción se observan incrementos de los stocks de las empresas asociadas. "El asunto aún no es preocupante, ya que una buena parte de ese aumento de stocks corresponde a necesidades operativas y a los incrementos de la producción", afirma. De 580 millones de metros cuadrados producidos en 1998 se puede haber pasado a más de 600 millones el pasado ejercicio, según estas primeras estimaciones. En los últimos años se percibe cómo la mayor oferta en la gama de modelos y la negativa de los almacenistas a mantener grandes cantidades de azulejos en depósito ha ido agravando ese problema, que ha obligado a las empresas a hacer un gran esfuerzo en logística.

Los mercados del azulejo español, que consumen la cuarta parte de toda la fabricación mundial, han experimentado subidas en Estados Unidos (16%), la Unión Europea (10%) y Oriente Medio (12%). Sin embargo, los países del Este, América Latina y el sureste asiático han experimentado durante 1999 retrocesos significativos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de febrero de 2000