El portavoz del CGPJ aprecia "voluntarismo" en la expulsión de la juez Pilar Ramírez

El portavoz del Consejo General del Poder Judicial, Benigno Varela, ha apreciado que hubo "un cierto voluntarismo" en la expulsión de la carrera judicial a la juez de decana de Marbella, Pilar Ramírez, según expone en su voto particular contrario a dicha sanción. Varela fue uno de los nueve consejeros que se pronunciaron en contra de la expulsión, acordada por otros 12 vocales.En su escrito, Varela se muesta partidario de la sanción de un año de suspensión a la juez por no haber cumplido la obligación de irse de Marbella, localidad con menos de 100.000 habitantes y en la que su familia tiene negocios.

Sin embargo, Varela se muestra contrario a la expulsión de la juez por su intervención en unas diligencias penales, ya que el mecanismo disciplinario "no puede basarse en indicios, suposiciones o presunciones, por muy fundadas que se presenten", sino que debe apoyarse en pruebas. Varela explica que el ambiente que rodeaba a la juez no era "recomendable" y "creaba una apariencia de parcialidad", pero "una cosa es la apariencia y otra la realidad, y esta última, por más que se esfuerce la ponencia, no resulta cumplidamente probada".

Por otra parte, el presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ, Javier Delgado, anunció ayer que no formulará un voto particular en relación a la expulsión de la juez Ramírez. Delgado estimó en la sesión del pasado 26 de enero que no cabía la separación de Ramírez de la carrera judicial, sino otra sanción. Sin embargo, afirmó ayer en Las Palmas de Gran Canaria que no cree necesario emitir un voto particular pues "en el acta (...) en la que se recoge el contenido de las intervenciones de los distintos miembros están resumidos los razonamientos" que hizo en la deliberación de la resolución.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 10 de febrero de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50