Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bilbao muestra una serie de libros elevados a la categoría de obras de arte

La biblioteca de Bidebarrieta, en Bilbao, ha reunido en una exposición una pequeña colección de libros que se encuentran un peldaño por encima de los miles de ejemplares ordinarios que componen sus fondos. Son libros elevados a la categoría de obra de arte por la calidad de sus ilustraciones o por el carácter de pieza única de las imágenes que muestran. Del libro ilustrado al libro de artista incluye piezas realizadas por 13 invitados y alumnos de Bellas Artes.

Los comisarios de la exposición, Agustín Ardanaz y María Dolores Rodríguez Laso, han dotado a la exposición de un tono pedagógico. Con este objetivo explican dos de las técnicas más empleadas en la confección de libros seriados: la serigrafía (reproducción mediante pantallas de tela) y el pochoir, que toma su nombre de la brocha especial que se utiliza para pintar sobre plantillas. A través de paneles y vitrinas en las que se muestran los instrumentos utilizados, se puede seguir paso a paso la elaboración de las ilustraciones. El bloque de mayor volumen de la exposición está formado por una selección de obras de alumnos de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad del País Vasco. Junto al trabajo de los noveles, la muestra ha reunido piezas firmadas por artistas con una larga trayectoria creativa, que han destacado por dedicar una parte de su trabajo plástico a la elaboración de obras en formato de libro. Entre los artistas invitados a participar en la exposición están el donostiarra Ricardo Ugarte, el sevillano Pablo del Barco y el alicantino Josep Sou.

La exposición también incluye libros realizados por artistas extranjeros, como los franceses Jacques Houplain, Jean Claude Mattrat y François Righi, el británico Richard Long, los italianos del Laboratorio 66 y el neoyorquino Richard Kostelanetz.

Del libro ilustrado al libro de artista es una de las escasas iniciativas que han reunido este tipo de piezas de autor, que no han sido reconocidas como tales y constituido exposiciones hasta fechas recientes. Según los promotores de la muestra que acoge Bidebarrieta, la primera exposición de libros de artista, Book as artwork 1960/1970, se organizó en Londres en 1972.

Hasta 10 años más tarde, no hubo posibilidad de ver nada similar en España. La exposición inaugurada ayer en una sala de la biblioteca de Bidebarrieta estará abierta al público hasta el 8 de marzo (del 16.00 a 21.00, de lunes a viernes).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de febrero de 2000

Más información

  • Las técnicas de realización se explican en paneles