Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Defensa suprime la exigencia del graduado escolar y rebaja el cociente intelectual para ser soldado

El Ministerio de Defensa está dispuesto a cumplir los plazos previstos para profesionalizar las Fuerzas Armadas, de forma que al final de este año haya 85.000 soldados y marineros profesionales. Con ese objetivo, ha eliminado el requisito de tener como mínimo el graduado escolar y ha rebajado el cociente intelectual necesario para acceder el Ejército. El BOE publicó ayer la convocatoria de 17.500 plazas, a las que podrán acceder jóvenes de ambos sexos de hasta 28 años, sin estudios y con un cociente intelectual de 70, lo que los expertos consideran el límite de la normalidad.

Las Fuerzas Armadas acabaron el año pasado con casi 65.000 soldados y marineros profesionales, unos 2.500 menos de los previstos. Pero lo más preocupante es que el número de solicitudes por plaza cayó hasta sólo 1,2, lo que obligó a admitir a la práctica totalidad de los candidatos.Para evitar que el proceso de profesionalización fracase por falta de aspirantes, el Ministerio de Defensa ha rebajado los requisitos exigidos para ingresar en las Fuerzas Armadas.

En la primera convocatoria de este año, que ayer publicó el BOE, ha desaparecido el requisito hasta ahora indispensable de contar como mínimo con el graduado escolar. Para acceder a 13.641 de las 13.650 plazas del Ejército de Tierra, a 106 de las 2.900 de la Armada y a las 950 del Ejército del Aire no se requiere ningún tipo de titulación. Defensa espera reclutar con esta medida a parte de los 200.000 jóvenes sin estudios que se calcula hay en España.

Pero, además, el cuadro médico también ha sido modificado, de forma que la exclusión por "déficit intelectual", que hasta ahora se aplicaba a todo aspirante con un conciente intelectual inferior a 90, se ha rebajado a 70. Expertos en psicología, consultados por EL PAÍS, indicaron que 100 es la media para un determinado grupo de edad y que 70 se considera convencionalmente la frontera de la normalidad. Una persona con un cociente intelectual de este tipo podría tener ciertas dificultades de comprensión, que resultan más fáciles de recuperar en niños que en mayores de edad, según dichos expertos.

En la nueva convocatoria se mantiene el requisito de tener al menos 18 años para ingresar como soldado, pero se ha ampliado hasta 28 la edad límite, que antes estaba en 26.

Quienes ingresen con 28 años tendrán una carrera militar máxima de siete años, pues por ley deben dejar el Ejército a los 35, salvo que asciendan, lo que resultará muy difícil para quienes carezcan de estudios y tengan bajo cociente intelectual.

Otra novedad de la convocatoria es el establecimiento de dos tipos de pruebas físicas: una general para ingresar en las Fuerzas Armadas, más suave que la que existía hasta ahora, y otra específica para las unidades de élite, más severa. En la prueba general las marcas exigibles serán más bajas para las mujeres que para los hombres, lo que rechazan muchas de las afectadas, que sólo reclaman ser tratadas como iguales.

Además, el test inicial, la evaluación personalizada, que antes tenía carácter eliminatorio, ha pasado a ser concurso, de forma que se obtiene una clasificación y no una nota. En el último examen de 1999 algunos aspirantes fueron aprobados con una nota de 0,5 sobre 10.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de febrero de 2000

Más información

  • La convocatoria de tropa profesional baja a 70 el límite para ser excluido por déficit intelectual