Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Guerrillero de película

Llevar al cine un mundo tan personal y simbólico como el de los libros de Julio Cortázar, parecía una idea descabellada. Pero los cineastas de guerrilla, como se autodefine Paco Millán, son capaces de hacer cualquier cosa. Este director y productor sevillano, de 31 años, ha transformado el surrealismo del cuento Ómnibus en un cortometraje atípico, adaptado a la danza contemporánea y que ha conseguido el reconocimiento internacional tras presentarse en Nueva York dentro del Dance on Camera Film Festival, uno de los certámenes de danza y cine más importantes y en el que Millán era el único representante español. Cuerpos en danza dentro de un autobús, con luz y música de factura exquisita para contar una historia desconcertante cargada de tintes poéticos: una mujer se sube a un autobús que casualmente va al cementerio. Todos los pasajeros llevan flores menos ella. Poco después se sube un hombre, sin flores. Y ambos se enamoran. Pero el conflicto con el resto de los pasajeros se agudiza. "El cuento era muy complicado de llevar al celuloide porque transcurre en un vehículo cerrado y yo no quería actores sino una obra de ficción bailada en la que la cámara también fuera parte de la coreografía", explicó Millán tras asistir al estreno del corto en Nueva York.

"El corto es parte de una coproducción europea, Dance me a tale, que consta de otras dos películas más, una finlandesa y otra británica. Mi presupuesto era de 25 millones de pesetas, todo un lujo para un cortometraje de 26 minutos y además conseguí colaboradores de primera". Entre ellos, Teo Escamilla, uno de los más reputados directores de fotografía españoles (ya fallecido), Ramón Oller, premio Nacional de Coreografía y autor de las danzas del filme y Nuria Moreno, hija de Nuria Espert y actriz principal de la compañía de Lindsay Kemp (una de las más prestigiosas compañías de teatro británico).

El camino hasta el festival neoyorquino ha sido arduo. Millán casi se arruina en la aventura: tuvo embargada la película durante casi un año porque tardó más de lo previsto en cobrar las subvenciones de la Unión Europea. Se enfangó en deudas para adelantar el dinero y eso le trajo muchos problemas. "Pero yo soy un productor kamikaze: cuando crees en un proyecto tienes que hacerlo, cueste lo que cueste. Además, creo que si transmites tu entusiasmo, luego el proyecto funciona: ya hemos conseguido vender la película en más de diez países y en España se presentará esta primavera en Canal Sur".

Ómnibus es, además, el nombre de su productora. La montó en Sevilla en 1997, tras haber creado previamente la empresa de servicios cinematográficos La Guadaña. "Trabajé como cámara en televisión durante cuatro años. Pero llegó un momento en que me ahogaba, me aburría".

Lanzar sus propias producciones en una ciudad como Sevilla, donde "las cosas no se mueven mucho", no fue fácil. Pero no le ha ido mal: Millán ha hecho producciones para el Teatro de la Maestranza, para el Festival de Itálica, para el Centro Andaluz de Teatro, publicidad, documentales, cortometrajes... de todo.

Ahora 27 personas viven de ambas empresas. Y Millán no para: entre sus proyectos, hay uno que ya le trajo a Nueva York hace casi dos años: Around Flamenco. Es una película documental pero sin narrador, parte de una trilogía, sobre el mundo del flamenco que luego se ampliará a Tokio y a París. Around Flamenco-New York se estrenará en abril en la ciudad norteamericana y en España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de febrero de 2000

Más información

  • El cineasta sevillano Paco Millán consigue estrenar su corto en el festival de cine y danza de Nueva York