NECROLÓGICAS

Jean-Claude Izzo, novelista

Había nacido en Marsella, en 1945, en una ciudad destruida, hijo de emigrantes, italiano el padre, española la madre, antifascistas ambos. Después de un servicio militar en Yibuti, siguiendo los pasos de Rimbaud, Jean-Claude Izzo se embarca en la aventura del periodismo militante como redactor de La Marsellaise y del PCF. La ruptura del programa común por exigencias del PCF le lleva, en 1978, a convertirse en organizador de acontecimientos y revistas literarias.En 1995 publica su primera novela, Total Khéops (en jerga, algo así como Follón absoluto), de la que se venden, sólo en Francia, 140.000 ejemplares. Es también la primera entrega de una trilogía que se completa con Chourmo (1996) y Solea (1998), tres libros protagonizados por Fabio Montale, un policía que el propio Izzo reconocía inspirado en Pepe Carvalho. Y si Carvalho y Vázquez Montalbán han servido de guías para recorrer Barcelona, Montale e Izzo se transformarán en cicerones perfectos de una Marsella multicultural, abierta al mar y a todos los vientos de libertad mediterráneos, pero también atravesada por los odios racistas, el integrismo religioso y traficantes de todo tipo.

Un cáncer de pulmón pareció acelerar su escritura, y en 1997 publicó Les marins perdus y el poemario Loin de tous les rivages, y en 1999, su última obra, Le soleil des mourants, sobre el mundo de los marginados. La muerte le atrapó ayer en su Marsella natal.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 26 de enero de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50