Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los vecinos de Sant Martí admiten que no se cubra la Gran Via

Los vecinos de Sant Martí se despiden, a su pesar, del túnel de la Gran Via que llevan más de un año y medio reivindicando, a cambio de seguir negociando otras alternativas que pasan por silenciar los ruidos, reducir la contaminación y dar continuidad a las calles que ahora quedan cortadas por la avenida. La cobertura de la A-19 tan reclamada en las anteriores asambleas de vecinos ha pasado a ser una expresión en desuso para las administraciones. Consciente de ello, la plataforma cívica trata de cambiar el tono de la protesta, ante el clima de consenso entre Ayuntamiento y Generalitat.Las intervenciones que se produjeron en la asamblea de ayer, a la que asistieron unos 300 vecinos, versaron sobre los anunciados bulevares para los laterales de la avenida entre Glòries y Sant Adrià y sobre las pantallas acústicas. Los asistentes apoyaron un comunicado de la plataforma que plantea como prioridad que la autopista de Barcelona a Mataró deje de ser una vía rápida en el tramo urbano y se convierta en una vía integrada con las calles de su entorno.

La conexión ininterrumpida de las calles Espronceda, Treball, Fluvià y otras, que hoy quedan cortadas por la A-19, son otras de las reivindicaciones del documento, que exige también que el anteproyecto de las obras esté finalizado antes del 12 de marzo, fecha prevista para las elecciones generales. Los vecinos reclaman que tanto la licitación de las obras como la colocación de la primera piedra se produzcan este mismo año. Manuel Martínez, portavoz de la plataforma, evitó hablar de ganadores o perdedores y recordó que el proyecto no figuraba hace unos días en el plan de actuación municipal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de enero de 2000