Míriam Gil niega su vinculación con el diario marbellí 'La Tribuna'

La ruptura de relaciones entre Jesús Gil y el que fue su abogado durante 20 años, José Luis Sierra, ha llevado a la hija del alcalde de Marbella, Míriam Gil, a los juzgados para declarar en una de las seis querellas presentadas por el letrado contra su antiguo cliente. Sierra se querelló contra Gil por injurias y calumnias después de que éste le acusara de vender información al diario El Mundo sobre la presunta apropiación de 4.442 millones de pesetas de fondos municipales a través de facturas falsas.

El letrado sostiene que tanto Míriam como Jesús Gil son los que ordenan y autorizan las contrataciones de los directivos en la sociedad municipal Difusión y Comunicación 2.000, editora del diario La Tribuna, en el que se reprodujo el contenido de un mensaje de su contestador telefónico sobre el supuesto envío de un sobre por parte de un periodista de El Mundo.

Sin embargo, Míriam Gil aseguró ayer que no es más que "una simple secretaria", y negó cualquier vinculación con el Ayuntamiento. Según Sierra, la hija de Gil llegó a rechazar ante el magistrado haber participado, junto a una delegación del Ayuntamiento, en las negociaciones con representantes de la Consejería de Obras Públicas para desbloquear el PGOU de Marbella, pese a que desde la Junta se indicó en su día que ella había asistido a varias reuniones. Para el abogado, "'ha quedado claro que quien manda, autoriza los gastos y da las órdenes en La Tribuna es Jesús Gil, lo demuestra el hecho que para autorizar la contratación del director general se enviase un fax a su secretaria particular".

También declararon ayer ante el juez Santiago Torres la secretaria personal de Jesús Gil, Lucía Aguilera; el contable de la sociedad municipal Difusión y Comunicación 2.000, Antonio Calleja; el jefe del gabinete de prensa del Ayuntamiento marbellí, Rafael Uceda, y el director del diario La Tribuna, Martín Hidalgo.

Este último reconoció ser el autor de varios de los editoriales en contra de Sierra, por lo que el juez modificó su situación procesal de testigo a imputado tras tomarle declaración.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS