Mannesmann negocia su unión con Vivendi para defenderse de Vodafone

La batalla entre los operadores de móviles Vodafone Airtouch, del Reino Unido, y Mannesmann, de Alemania, está enardecida. El grupo alemán se ha acercado al consorcio francés Vivendi para, a través de una unión, defenderse de la oferta de compra hostil de Vodafone. La firma británica ha reaccionado anunciando que está dispuesta a subir un 8% su oferta y permitir a los accionistas de Mannesmann tener hasta un 48,9% del hipotético grupo. La última oferta se elevó a 171.000 millones de euros.

El desenlace de la OPA hostil que el grupo Vodafone ha lanzado contra el grupo alemán está difícil de adivinar a dos semanas de que expire el plazo de la oferta. Ha aparecido un escollo más, la alianza entre Mannesmann y el francés Vivendi. Las negociaciones emprendidas por ambos grupos, aventadas interesadamente por Mannesmann, han frenado en buena medida la ofensiva británica obligando a Vodafone a replantear su propuesta inicial. Según un portavoz de Vodafone, la dirección de ese grupo estaría ahora dispuesta a aumentar un 8% su oferta.

Tras la revalorización bursátil de Mannesmann, que ayer subió un 2,84% en la Bolsa de Francfort, la última oferta de Vodafone ronda los 171.000 millones de euros. Vodafone también permitiría que los accionistas de Mannesmann contaran con el 48,9% del capital en la sociedad resultante de la pretendida fusión. Pese a las concesiones que supone, la nueva oferta de Vodafone fue acogida ayer con extrema frialdad en la sede del grupo alemán. Un portavoz de Mannesmann indicó que la dirección del grupo sólo aceptaría sentarse a negociar con Vodafone sobre una propuesta que le permitiera controlar el 58,5% de la hipotética nueva sociedad; es decir, hacerse con su control.

Frente a la actitud reservada de Vivendi, la dirección del grupo alemán no cesa de calentar los ambientes financieros con el mensaje de que las negociaciones con sus amigos franceses para fusionar sus actividades telefónicas pueden cristalizar antes del cierre de la OPA británica que expira el 6 de febrero. Vivendi se limita a reiterar que no existe negociación o discusión alguna que implique a Cegetel, el operador de telefonía móvil en que el grupo francés dispone del 44% y Mannesmann del 14%. El pacto que liga a los accionistas de Cegetel prohíbe al grupo francés vender estas acciones antes de 2001.

La imposibilidad de una fusión con Mannesmann sobre Cegetel durante el presente año no impide, sin embargo, que ambos grupos establezcan otros acuerdos. Interesado como está en desarrollarse fuera de las fronteras francesas, Vivendi contempla la posibilidad de suscribir una alianza con Mannesmann que le posibilite participar en el desarrollo de un portal de Internet portátil europeo utilizable en el conjunto de las redes de que dispone el operador alemán. Como contrapartida, Mannesmann podría hacerse con el control de Cegetel el año que viene y cumplir con su propósito de implantarse en Francia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 20 de enero de 2000.

Lo más visto en...

Top 50