Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL JUICIO POR EL "CASO LASA-ZABALA"

Un testimonio jalonado de trampas, dinero y amenazas

Pedro Luis Miguéliz, Txofo, declaró ayer en el juicio que nunca ha cobrado por su declaración ante la justicia, y que ha recibido todo tipo de presiones y amenazas de muerte, la última, hace un mes. Sin embargo, en una cinta grabada por el abogado Jorge Argote durante una entrevista mantenida en su despacho con el testigo y un amigo de éste, Txofo reconoce haber cobrado siete millones de pesetas de los fondos reservados que le entregó el comisario Enrique de Federico, en 1995, por declarar ante el juez.Miguéliz preparó una trampa para grabar al abogado Argote, pero ésta no dio resultado. Sin embargo, tiempo después Argote le grabó cuando presuntamente Txofo le pedía dinero por cambiar su declaración.

Txofo sostuvo ayer que esa grabación fue una trampa y que acudió al despacho de Argote sin saber que lo era y creyendo que iba a un bufete de abogados para ver al ex gobernador civil de Guipúzcoa José Ramón Goñi Tirapu y hacer las paces, pues habían tenido un enfrentamiento en un programa de Tele 5.

El testigo protegido destacó que sigue teniendo miedo. "Si he llegado hasta aquí, soy consciente del peligro que corro", afirmó. Dijo que ha sido seguido por guardias civiles en varias ocasiones y precisó que hace un mes recibió una llamada en el hostal en el que vive en la que le amenazaban. "Si mantenía lo declarado iban a acabar no sólo con mi vida, sino que [dijeron que] cuidado con mi familia", relató.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de enero de 2000