NECROLÓGICAS

Aldo Garosci, historiador

El historiador italiano Aldo Garosci falleció en Roma a los 92 años, tras una vida caracterizada por una línea de pensamiento antifascista que le llevó a combatir en la guerra civil española y por la liberación de Roma durante la II Guerra Mundial.

Compilador de una de las bibliotecas más importantes sobre la contienda civil española, que cedió al Centro Gobetti romano, Garosci fue autor, entre otros libros, de Los intelectuales y la guerra de España, que publicó en 1959. Ese trabajo era parte de su experiencia sobre el conflicto español, al que se unió en Barcelona cuando combatió junto a las Brigadas Internacionales, y durante el que fue herido en el frente de Huesca, tras lo cual pasó a Francia. Desde allí regresó en 1943 a Italia para unirse a los partisanos y, como paracaidista, participó en un intento por liberar Roma del régimen de Mussolini.

La trayectoria vital de Garosci vino marcada por su antifascismo, pero también su obra intelectual, que, aparte de la docencia ejercida en las universidades de Turín y Roma, le llevó a dirigir diversas publicaciones, entre ellas Umanità, órgano del Partido Socialdemocrático. El presidente de la República Italiana, Carlo Azeglio Ciampi, ha dirigido un telegrama de condolencia a la hija del fallecido en el que expresa su tristeza por la noticia y lamenta "que ahora falte una figura ejemplar de estudioso y de hombre coherente a los ideales que son el fundamento de nuestras instituciones democráticas". A la desaparición de Garosci se ha referido también el intelectual Norberto Bobbio, quien ha señalado que "de nuestra generación Garosci ha sido el antifascista más precoz, combativo y generoso. Una persona que entusiasmaba y un cosmopolita".- EFE

Hans Werthén, empresario

Hans Werthén, industrial sueco de destacada y larga trayectoria, especialmente al frente de la transnacional Electrolux, falleció en Estocolmo a los 80 años.

Tras licenciarse en Ingeniería, colaboró en el desarrollo de la televisión sueca y posteriormente trabajo en lo que entonces era LM Ericsson. En 1967 fue reclutado por el Grupo Wallenberg para hacerse cargo del desarrollo de Electrolux, que entonces era una empresa mediana, nada floreciente y amenazada de crisis. Bajo la conducción de Werthén comenzó una etapa de reestructuración y desarrollo, de absorción de pequeñas empresas competidoras en los países nórdicos primero y posteriormente de asociación con fabricantes mundiales de electrodomésticos, que hicieron de Electrolux, luego de la compra de Zanuzzi en 1984, la mayor empresa del sector en Europa. El proyecto expansivo de Werthén no se detuvo ahí y con la adquisición de la norteamericana White, en algo más de 5.000 millones de coronas, colocó a la empresa sueca al tope en el mundo dentro de los electrodomésticos. Paralelamente con estas actividades, Werthén fue una figura que tomó parte activa en el debate sobre los problemas de la sociedad sueca.- RICARDO MORENO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción