Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aznar califica de "disparate" lo que se pagó por el fichaje de Anelka

El presidente del Gobierno, José María Aznar, manifestó que "es un auténtico disparate que se paguen 5.300 millones por un jugador de fútbol", en referencia al fichaje de Nicolas Anelka por el Real Madrid, y añadió que es imposible que un jugador rinda el equivalente a esa cantidad. En una entrevista publicada ayer por el diario Marca, Aznar, que se reconoce seguidor del Real Madrid "desde hace 40 años", dice que "todo tiene un límite en la vida y hay cosas que lo sobrepasan". "¿Qué tiene que hacer para justificar 5.300 millones? ¿Cuántos goles tiene que meter, cuántos títulos tiene que ganar?", planteó. El presidente del Gobierno destacó, además, que el deporte español vive momentos "muy positivos hoy en día" y aseguró que en la próxima legislatura habrá un Ministerio de Educación, Cultura y Deportes. Preguntado sobre la hipótesis de que las selecciones autonómicas participen en competiciones internacionales, Aznar dijo: "Me parece muy bien la actividad de estas selecciones, pero en ningún caso podrá darse que puedan competir con el equipo nacional en torneos oficiales. La representación exterior de España es única en todos los sentidos, y también en el deportivo".

Sobre la situación del Atlético de Madrid, intervenido judicialmente la semana pasada, Aznar dijo que confía en que la destitución de Jesús Gil no influya negativamente en la marcha deportiva del Atlético. "La posición del Gobierno es de escrupuloso respeto a las decisiones judiciales", añadió.

Aznar tuvo también palabras de elogio para Juan Antonio Samaranch, presidente del Comité Olímpico Internacional: "Es uno de los españoles más universales. Su trayectoria profesional es impecable, ha llegado a la cota más alta del deporte y lo ha hecho con extraordinario acierto.Contribuye al prestigio de España", dijo.

Desde que Aznar llegó al poder, en 1996, el Gobierno ha tenido tres secretarios de Estado para el Deporte. El presidente recurrió a una metáfora futbolística para explicarlo: "Eso demuestra que hay banquillo, cosa que no todos los equipos tienen".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de diciembre de 1999