Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:LEOPOLDO SUARDÍAZ

"Muchos estudiantes tienen una visión televisiva de la empresa"

Leopoldo Suardíaz es madrileño, nacido en el barrio de Salamanca hace 51 años. Hijo de un profesor de maestría industrial y de la Escuela de Peritos Mercantiles, optó también por dedicarse a la docencia desde 1977. Es profesor mercantil y auditor de cuentas. Hoy ejerce como profesor de administración y finanzas en un módulo superior de formación profesional en un instituto de enseñanza secundaria de Moratalaz. Está casado con María Jesús, también docente, y tienen cuatro hijos.Pregunta. ¿Qué fue lo que le condujo a la docencia: el ejemplo de sus educadores, la oportunidad o la vocación?

Respuesta. Fue la tradición familiar y, desde luego, la vocación. Tras haber empezado muy pronto a trabajar en una empresa, creí útil enseñar esta experiencia por entender que la formación profesional era muy necesaria para alumnos y empresas.

P. Dicen que hasta los mejores enseñantes se replantean a diario su profesión. ¿Es un trabajo tan duro?

R. No me parece duro. Aunque a veces me lo replanteo, produce muchas más satisfacciones que momentos de crisis. Creo que mi forma de ser me ayuda en este cometido.

P. ¿Cómo es usted?

R. Generalmente soy persona optimista y apasionada por la vida. Esta profesión exige un componente de cariño muy intenso. Los alumnos son lo más importante.

P. ¿Cuál es el estado actual de la formación profesional en Madrid?

R. Ha mejorado la base de la enseñanza, y las prácticas, al ser ahora obligatorias, han dado a los alumnos un mejor acercamiento al medio. No obstante, los alumnos tienen una idea algo cinematográfica, o televisiva, de lo que es la empresa. La ciñen sólo al lucro privado.

P. ¿Cómo actúa ante eso?

R. Difícilmente. La información que reciben no les permite ver el papel de la empresa como creadora de empleo, ni creen que existan empresas justas en las que se da la identidad de empresarios y trabajadores. Todavía creen que serán explotados.

P. En algunos casos, esto sigue siendo cierto.

R. Todavía quedan empresarios algo estúpidos, pero muchos otros se arriesgan y crean, con justicia, riqueza.

P. ¿Resulta realmente práctica la formación profesional a la hora de preparar a los jóvenes para el trabajo?

R. Si se dan las condiciones de profesionalidad del profesorado, sin duda.

P. ¿Constituye una garantía real para obtener empleo?

R. Garantía plena no existe nunca, pero sí aumenta esas posibilidades, pese a que muy pocos empresarios conocen a fondo los nuevos planes de estudios y sus potencialidades.

P. Algunos consideran la FP como una pervivencia de clasismo. ¿Qué piensa usted?

R. Afortunadamente, la sociedad va desterrándolo, pero para eliminarlo de manera eficaz la mejora de la formación profesional es imprescindible.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de diciembre de 1999

Más información

  • PROFESOR DE FORMACIÓN PROFESIONAL