Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Defensa alega que el centro no se ha salido de sus objetivos

El Ministerio de Defensa no quiso ayer confirmar ni desmentir la autenticidad del documento del servicio secreto sobre Jesús Gil publicado por El Mundo y alegó que no acostumbra a realizar comentarios sobre "supuestos informes del Cesid". A su vez, un portavoz oficial de dicho departamento aseguró que "entre los objetivos del Cesid no figura ninguna actuación contra nadie por razones políticas o ideológicas ni contra ningún partido". "En sus actuaciones", agregó, "el Cesid se ciñe a sus obligaciones y no se ha salido de los objetivos señalados".Fuentes militares indicaron que entre los objetivos del servicio secreto figuran la información sobre las mafias, el blanqueo de capitales y la salvaguardia de los intereses exteriores de España, con especial atención a puntos sensibles, como Ceuta y Melilla.

Myriam Gil, hija del alcalde de Marbella y presidente del Atlético de Madrid, anunció ayer que emprenderá acciones legales contra El Mundo por afirmar que actuó como correo para trasladar de Marbella a Madrid más de 700 millones de pesetas en metálico, que ingresó en una cuenta de una sociedad familiar. Dicho dinero procedía supuestamente del "saqueo de las arcas municipales o del cobro irregular de comisiones". Myriam acusó al mencionado periódico de difundir "de forma falseada una serie de afirmaciones en descrédito de mi persona, junto con el de toda mi familia".

Por su parte, Jesús Gil difundió un comunicado en el que asegura que, entre 1997 y 1999, su hija "ha manejado más de 5.000 millones de pesetas, y no 700 [...] Los extractos bancarios que obran en poder de la Brigada Anticorrupción no dejan duda". "Lo que ya es falso", agrega, "es el origen que achacan a ese dinero". Gil se preguntaba para qué hacía falta llevar el dinero en maletines cuando es posible realizar transferencias y los bancos con los que trabaja en Madrid y Marbella son los mismos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de diciembre de 1999