Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

20 heridos en un choque de trenes en un apeadero de Santander

Veinte personas sufrieron ayer diversas contusiones y heridas al chocar a poca velocidad un tren de viajeros de FEVE contra un convoy de mercancías en Valdecilla, el último apeadero de la línea antes de llegar a Santander, según fuentes de la compañía ferroviaria y de la Policía Local. Uno de esos heridos sufrió un traumatismo craneal, por lo que fue ingresado en el Hospital Marqués de Valdecilla, el mismo cuyo derrumbe parcial provocó la muerte de cuatro trabajadores el pasado 2 de noviembre.El siniestro se produjo sobre las seis y cinco de la tarde, cuando, por causas desconocidas, un tren regional procedente de Cabezón de la Sal con unos 53 pasajeros a bordo colisionó unos 150 metros antes de llegar al apeadero contra un tren de mercancías que estaba parado a la espera de entrar en Santander.

En ese momento, según explicó a Efe un portavoz de FEVE, el tren de Cabezón de la Sal circulaba muy lentamente, a unos diez kilómetros por hora, lo que evitó que el golpe tuviera mayores consecuencias. Una hora después del accidente la línea ya estaba despejada y el tráfico ferroviario se había reanudado.

En un primer momento la Policía Local y la compañía ferroviaria sólo tenían constancia de seis heridos trasladados a dos centros hospitalarios. El número se incrementó a lo largo de la tarde conforme iban llegando al Hospital Marqués de Valdecilla, situado cerca del lugar del accidente, pasajeros con diversas magulladuras.

Diez personas, entre ellas una niña de 13 años, recibieron atención extra hospitalaria en ese mismo centro médico, donde otras cinco fueron asistidas por los servicios de urgencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de diciembre de 1999