Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimite el jefe de policía de Seattle por los disturbios de la cumbre

El jefe de la policía de Seattle, Norm Stamper, anunció ayer su dimisión después de los disturbios que rodearon a la conferencia de la Organización Mundial de Comercio (OMC) de la semana pasada, y durante la cual se impuso el toque de queda en la ciudad estadounidense. "Acepto toda la responsabilidad, porque nuestros agentes y oficiales no tuvieron todo el apoyo que necesitaban", afirmó.Norm Stamper, de 54 años, dijo que ya antes de la conferencia de la OMC había decidido que renunciaría al cargo en enero, pero tras la violencia callejera y las críticas a la acción policial durante la reunión de representantes de 135 países de la semana pasada, resolvió que adelantaría la dimisión.

"Es importante que la gente entienda que, como jefe de policía, sabía que esto iba a ser grande", agregó en referencia a las protestas que atrajeron a más de 55.000 personas a Seattle. "Sabíamos que existía la posibilidad de violencia y de conductas destructivas".

En los incidentes, que incluyeron saqueos y barricadas, la policía disparó gases lacrimógenos y balas de goma. Unas 500 personas fueron arrestadas y no hubo heridos graves, pero las pérdidas llegaron a unos dos millones de dólares (más de 330 millones de pesetas) en daños a las propiedades.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de diciembre de 1999