Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Defensor del Pueblo en funciones mantendrá la línea de su antecesor

Antonio Rovira Viñas, de 47 años, ha asumido, en funciones pero con todos los efectos, el cargo de defensor del Pueblo, una vez que ha concluido el mandato de cinco años del hasta ahora responsable de esta institución, Fernando Álvarez de Miranda. Rovira era, desde 1996, adjunto primero al Defensor del Pueblo y desde 1990 hasta 1996 ocupó el puesto de adjunto segundo."La institución va a continuar en la misma línea y, además, no habrá ningún cambio en el equipo de personal", declaró ayer Rovira, quien promete que estará "a disposición de los ciudadanos".

El defensor del Pueblo es elegido por las Cortes para un periodo de cinco años por las tres quintas partes de los miembros del Congreso. En su cometido, el defensor no recibe instrucciones de ninguna autoridad y desempeña sus funciones con autonomía.

Rovira, nacido en Barcelona el 26 de junio de 1952, es doctor en Derecho y licenciado en Filosofía. Profesor numerario de Derecho Constitucional en la Universidad Autónoma de Madrid, ha desarrollado actividades como investigador en las universidades de Estrasburgo (Francia), Columbia (Estados Unidos) y Barcelona.

También ha trabajado en el Centro de Estudios Constitucionales y en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Ha sido miembro del Consejo Consultivo de la Presidencia de la Generalitat de Catalunya en el exilio; coordinador de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en Barcelona y asesor especial en la Conferencia Mundial de Derechos Humanos en Viena.

Antonio Rovira fue estrecho colaborador del fallecido Enrique Tierno Galván, profesor y alcalde de Madrid, cuando éste presidió el PSP (Partido Socialista Popular).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de diciembre de 1999