Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ETA ROMPE LA TREGUA

La fiscalía francesa pide de tres a 10 años de cárcel para 13 etarras

La fiscal Antiterrorista del Tribunal Correccional de París, Irene Stoller, pidió ayer 10 años de prisión, la pena máxima, por el delito de asociación de malhechores con fines terroristas contra cinco destacados militantes de ETA, entre ellos, Julián Atxurra Egurola, Pototo, considerado el ex número tres de la banda y que fue detenido en julio de 1996. Los otros cuatro acusados son los franceses Laurence Schlecht y Daniel Derguy, compañera sentimental y lugarteniente de Pototo, respectivamente, y Pedro Badiola Azpiazu y Raúl Bezi Eskun.La fiscal Stoller también solicitó siete años de cárcel para cinco inculpados en rebeldía: Iñaki Gracia Arregi, Iñaki de Rentería, considerado el actual número uno de ETA; Soledad Iparraguirre, Anboto, presunta responsable de los comandos ilegales; Asier Oiarzabal, Ángel Pikabea y Juan Carlos Rekarte. También reclamó seis años de prisión para Gabino Etxeberria y tres para Miguel Zubiarrain y el francés Jean Pierre Bachau.

A juicio de Stoller, es más que discutible que ETA haya estado en tregua porque en los 14 meses de alto el fuego "no ha cesado de llevar a cabo actividades en los territorios español y francés". "No porque existiese una tregua", añadió la fiscal, "los militantes de ETA que se movían en Francia con coches robados y armas podían permanecer impunes y no ser detenidos, ya que esas acciones constituyen delitos" en Francia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de diciembre de 1999