La Fura dels Baus crea la gran ceremonia de fin de año de Barcelona

¿Tomar las uvas con La Fura dels Baus? Pues es una opción. Y no una cualquiera, sino la que auspicia el mismísimo Ayuntamiento de Barcelona para el tránsito al 2000. El grupo teatral se ha encargado de configurar un proyecto para la notable noche en la que se dará la bienvenida al milenio. Y como no podía ser de otra manera ha salido una celebración -L"Home del Mil.lenni- que se parece a una nochevieja tradicional como una vaca a un ferrocarril. La fiesta espectáculo de La Fura va a tener los siguientes ingredientes: un desarrollo previo en Internet (www.millenni.navegalia.com), mediante el que los ciudadanos podrán participar en la creación; un gigante metálico de 15 metros cubierto de cuerpos humanos que se alzará en la plaza de Catalunya, un "tótem de luces", fuegos artificiales y todo el ruido y la furia del grupo. Pese al contexto, La Fura garantiza las preceptivas uvas y campanadas.El Ayuntamiento escogió ayer las dependencias del Museo de Historia donde se exhiben testimonios de los primeros barceloneses, romanos de hace dos milenios, para presentar la nochevieja de La Fura. Así, cerca de los bustos algo acongojados de los marmóreos ancestros y junto a los pedestales de Caius Trocinus y Marcus Aemilius Optatus, se desgranó la información sobre el acontecimiento.

"Se trata de la celebración del cambio de siglo que hacemos en la ciudad de Barcelona", señaló el alcalde Joan Clos, que destacó que el asunto busca la participación ciudadana, a través de Internet, para establecer cómo será el hombre -la persona: el gigante será andrógino en aras de lo políticamente correcto- del próximo milenio. Con esa información La Fura caracterizará a su gigantesco individuo en la plaza de Catalunya.

Rodeado de patrocinadores y políticos, Hansel, histórico de La Fura y padre de la idea, explicó, con cierta reticencia, el proyecto. "La Fura es un grupo polémico, y continuará siéndolo. El cambio de milenio es muy importante y Barcelona también". Tras la introducción, continuó: "El espectáculo tiene una vertiente en Internet, que empezará a funcionar el día 4 y otra en el espacio físico de la plaza de Catalunya, donde iremos creando en directo la estructura escenográfica a partir del día 10, proceso que tendrá una parte de actuación y que se podrá seguir también por Internet. ¿Por qué no pasar el cambio de milenio con cierta contundencia e innovación?", animó. "Será un acto cultural de primera", añadió Clos, "y habrá campanadas, ¿no?". "Las habrá", tranquilizó el representante de La Fura.

Entre las características del espectáculo, que cuesta 80 millones de pesetas -incluidos la tecnología y el software- y se retransmitirá por TVE, figuran éstas: 70 personas, entre ellas niños, se encaramarán en plan castellers al hombre gigante para convertirlo, con sus cuerpos, en un ser animado; habrá una gran "Puerta del Milenio" que se abrirá con las campanadas -a cargo de una campana de 200 kilos-, y 12 pedestales, que representarán las horas, dedicados a temas, también a concretar a través de Internet, como el origen del universo, la cosmología, las especies (incluidas las tribus urbanas), el progreso, las catástrofes, el mito, las máquinas, las utopías. Habrá banda sonora y acción "de impacto" en la que participará el público.

La parte principal del espectáculo se desarrollará de las 11.40 a las 12.10. El Ayuntamiento estima que poco después hay que acabar la ceremonia para que luego la gente "vaya a la fiesta que quiera".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Jacinto Antón

Redactor de Cultura, colabora con la Cadena Ser y es autor de dos libros que reúnen sus crónicas. Licenciado en Periodismo por la Autónoma de Barcelona y en Interpretación por el Institut del Teatre, trabajó en el Teatre Lliure. Primer Premio Nacional de Periodismo Cultural, protagonizó la serie de documentales de TVE 'El reportero de la historia'.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS