_
_
_
_

Absuelto un abusador confeso por contradicciones en los testimonios

La Audiencia de Sevilla ha absuelto a José Manuel L.P. del presunto delito de violación de una sobrina de ocho años, con una sentencia en la que se destaca la enemistad evidente entre las dos ramas de la familia y las contradicciones en que incurrieron, tanto la niña como sus parientes más cercanos durante el juicio. El procesado, de 42 años, estaba acusado de haber agredido sexualmente en varias ocasiones a una sobrina cuando ésta tenía entre 8 y 12 años, tanto en su domicilio de Sevilla como en una finca propiedad de la familia.La sentencia de la Sección Tercera destaca "el modo inusual y particular" con que le ha correspondido enjuiciar el caso, ya que José Manuel estuvo acusado en un primer momento de un delito de corrupción de menores, que fue archivado en 1996 por otra sala de la Audiencia, ya que habían transcurrido más de cinco años desde la fecha en que presuntamente ocurrieron los hechos, entre 1990 y 1991y los delitos habían prescrito. En ese momento, el acusado reconoció haber realizado tocamientos a su sobrina desde 1988.

El fiscal pidió entonces reabrir la causa por un presunto delito de violación, no prescrito, proceso que ha concluido ahora en una sentencia absolutoria debido al "dato objetivo, comprobado por la sala, de la enemistad existente entre los denunciantes (la menor y su familia) y el procesado". Los jueces relatan una serie de contradicciones que "aminoran y llegan a anular la credibilidad" de la pequeña y sus familiares, como el hecho de que la niña asegura que los abusos tuvieron lugar en 1988, pero la finca en la que supuestamente ocurrieron no fue adquirida hasta el 5 de octubre de 1989.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_