_
_
_
_
TRIBUNALES

Afectados por una supuesta estafa bancaria reclaman sus depósitos

El colectivo de afectados por una presunta estafa, cometida por el director de una surcursal del Banco Santander en Alicante, se concentró ayer frente a las oficinas de la entidad (en el barrio de Benalúa) para reclamar la devolución de sus depósitos, unos 250 millones de pesetas en total.Los afectados, una veintena de jubilados, depositaron su ahorros a través de distintos productos bancarios (fondos y acciones) en la mentada sucursal. Sin embargo, una auditoría realizada en marzo del pasado año constató que los fondos estaban vacíos, pese a que su titulares los habían formalizado legalmente. Por estos hechos fue detenido el director de la sucursal, acusado de apropiación indebida y estafa. El caso pasó a un juzgado de Alicante, que todavía no ha concluido la instrucción. "La dirección del banco nos ha dicho que no nos preocupemos, que recuperaremos el dinero, pero no sabemos cuándo", dijo uno de los afectados. "Nosotros queremos ya nuestro dinero, y no dentro de 10 años cuando ya no podremos disfrutarlo", añadió. Los impositores estafados exigieron a la Justicia que agilice los trámites y anunciaron que semalmente y hasta que les devuelvan sus ahorros realizarán la concentración.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_