Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

22 municipios pagarán 56 millones por sus irregulares encierros taurinos

Muchos ayuntamientos incumplieron el reglamento al permitir el maltrato de reses

Los ayuntamientos madrileños continúan vulnerando, un año más, el Reglamento de Espectáculos Taurinos. Tras la pasada temporada, que concluyó en octubre, la Dirección General de Turismo ha impuesto multas a 22 municipios (56 millones) y a 21 empresarios y particulares por graves infracciones a la ley aprobada en 1996. Encabeza la lista de sanciones Miraflores de la Sierra (7,4 millones), Navalcarnero (6,8), Fuenlabrada (6), Moralzarzal (5,1), Ajalvir (5) y Arganda del Rey (4,3). Las sanciones, según destaca un informe regional, han disminuido respecto a 1998.

En el pasado ejercicio se impusieron 59 sanciones, 29 a ayuntamientos y 30 a particulares, frente a las 43 de esta temporada. Algunos de los municipios infractores no escarmientan pese a las multas millonarias de otros años. Es el caso de Fuenlabrada, Navalcarnero y Arganda del Rey, que son habituales en la lista negra de desobedientes del Reglamento de Espectáculos Taurinos Populares.Las 22 sanciones a municipios que ha impuesto el Gobierno regional se han hecho firmes tras la apertura de 25 expedientes disciplinarios, tres de los cuales se han archivado. La Comunidad de Madrid ha comunicado este mismo mes las sanciones; los ayuntamientos disponen de 30 días para recurrir el fallo.

En los últimos tres años sólo ha prosperado el 14% de los recursos presentados, según el Gobierno regional, y en un 10% se ha conseguido reducir la cuantía de las multas.

La infracción más repetida durante este año ha sido la falta de autorización para los encierros y suelta de reses. En esta falta grave, castigada con multas de hasta 10 millones, han caído Ajalvir, Fuenlabrada, Miraflores, Moralzarzal, Navalcarnero, Valdeolmos y Santos de la Humosa.

Otra irregularidad grave es el exceso en la duración de los encierros. Navalcarnero ha batido todas las marcas en este capítulo. Sus festejos se prolongaron en septiembre más de cinco horas y además cada día sacaron a las mismas reses, según el expediente regional.

El Gobierno de Navalcarnero, que piensa recurrir este año la sanción, asegura que la tradición en el pueblo es que los encierros duren toda la madrugada. "Tratamos de ajustarnos a la norma, pero hay veces que es imposible encerrar a las vacas y a los toros, porque se resisten durante horas a meterse en los toriles", indicó un portavoz municipal.

Por superar el tiempo establecido también han sido multados Torres de la Alameda, Fuente el Saz del Jarama y Perales de Tajuña. El maltrato a las reses vuelve a reiterarse en Fuenlabrada, así como en Camarma de Esteruelas y Moralzarzal. En Nuevo Baztán, Valdeolmos y Camarma se sacrificó a los astados en público, en contra de la ley, y en Villalbilla se celebró el espectáculo sin servicios médicos adecuados. Cuatro localidades han sido multadas por no afeitar las reses: Navas del Rey, Arganda, Ribatejada y Perales de Tajuña.

El único municipio castigado por faltas en el vallado ha sido Fuenlabrada; Galapagar recibió la sanción por carecer de corrales en el encierro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de noviembre de 1999