Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El consejero delegado de una sociedad de Filesa niega conocer a Galeote

David Granados, consejero delegado de Enlasser , sociedad perteneciente en un 37 % al grupo Filesa, declaró ayer ante la juez Teresa Chacón, que investiga el caso de las presuntas comisiones ilegales pagadas por la adjudicación de las obras del tren AVE entre Madrid y Sevilla, que no conoce a Guillermo Galeote, ex secretario de Finanzas del PSOE. Según consta en el acta de la declaración, también afirmó que no ha tenido ninguna relación con él aunque el apellido de Galeote aparezca, tachado, en un informe sobre la situación económica de la empresa.El testigo explicó ante Chacón que elaboró parte de dicho documento, que concluye con su nombre, entonces con el cargo de director general de Enlasser, y dijo que cree que es suya la letra de la frase manuscrita que indica que Filesa entró en el accionariado de Enlasser "haciendo gala de sus relaciones con el partido", así como la frase "a costa de cerrarla con dinero", también escrita a mano. No obstante, aseguró que no las recuerda ni tampoco el aludido informe.

Granados explicó que Enlasser se dedicaba a la producción de programas multimedia y que Filesa entró como socio en 1990, siendo su presidente Luis Oliveró, condenado a diez años de cárcel por el caso Filesa.

Pérdida de clientes

Preguntado por si cuando dejó de estar Filesa en el accionariado de Enlasser mantuvo los mismos clientes, manifestó que, a raíz del caso, "se les cayó toda la base de clientes por el escándalo periodístico".En relación con pagos procedentes de Suiza, Granados dijo que no era habitual que se hicieran abonos "a través de las cuentas de Suiza", pero recordó que sirvieron para la ampliaciónde capital y fueron declaradas a Hacienda.

Sobre la condonación de una deuda de 35 millones de pesetas a Filesa, contestó que recurrió a Oliveró para recibir ayuda para seguir adelante, aunque no recuerda si fue por una deuda.

Durante el interrogatorio, la juez declaró impertinente una pregunta del abogado de la acusación ejercida por el PP sobre la relación de "Filesa con la Televisión" al estimar la instructora que no tiene relación con esta causa.

El abogado replicó que se trata de "una actuación paralela que se debe acreditar en el caso del AVE" y, además, manifestó que "las cantidades que provenían de las cuentas de Suiza a Enlasser tenían el mismo destino, engrosar el patrimonio de Filesa".

Según informaciones recogidas entre algunas acusaciones, Enlasser sirvió supuestamente para reintroducir dinero en España desde las cuentas de Suiza a nombre de Oliveró, en las que se realizaron ingresos por parte de empresas adjudicatarias de las obras del AVE. El dinero se desviaría posteriormente para la financiación del PSOE.

El secretario general del PSOE, Joaquín Almunia, recordó ayer que en la época en que operó Filesa él era simplemente afiliado y diputado socialista. "En todo caso", añadió, "el PSOE aprendió hace muchos años aprendió una lección que no se le va a olvidar, ni a mí, nunca más: nadie que dirija un partido debe tolerar que haya en él ni una sola peseta al margen de la ley".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de noviembre de 1999

Más información

  • El socialista aparece, tachado, en un informe