GESTIÓN

La Comunidad está dispuesta a ceder a Leganés los restos arqueológicos hallados junto a la M-45

La Comunidad de Madrid está dispuesta a ceder a Leganés (173.163 habitantes) las piezas desenterradas en el yacimiento arqueológico excavado junto a la carretera M-45. Desde el pasado verano, técnicos del Gobierno regional han desenterrado en esta zona restos de asentamientos humanos que recorren varias épocas a partir del siglo II antes de Cristo. Concretamente, se localizó uno de los pocos poblados carpetanos (siglo II antes de Cristo) con que cuenta Madrid. Para el Ayuntamiento de Leganés, en cuyo término municipal se encuentra este yacimiento, se trata de restos de sumo valor. Por eso, los responsables municipales se han dirigido a la Comunidad para solicitar que los restos permanezcan en Leganés."Hasta el momento, Leganés no contaba con restos anteriores al siglo XVI. Nos interesa mucho conocer nuestra historia, lo que pasaba aquí en el siglo II antes de Cristo", declara el concejal de Cultura, Javier Márquez, del PP. En este sentido, el pleno municipal aprobó una propuesta para solicitar a la Comunidad toda la información sobre el material que ha salido de este yacimiento. "También hemos pedido a la Comunidad ayudas para la creación de un museo arqueológico para el sur", añade Márquez.

La zona excavada hasta el momento ocupa una superficie de 800 metros cuadrados. Pero la intención del Ayuntamiento de Leganés es extender las labores arqueológicas. "Estamos viendo que se puede tratar de un gran asentamiento. Si la importancia del yacimiento se extiende, reclamaremos un parque arqueológico", añade el concejal.

El viceconsejero de Educación y Promoción Cultural, Juan Carlos Doadrio, se ha manifestado dispuesto a ceder los restos desenterrados en Leganés para su exhibición en este municipio. "Se puede firmar un acuerdo de depósito. Habrá que comprobar que la casa de cultura está en perfecto estado para acoger los restos", añade Doadrio.

Excavación cerrada

En lo que se muestra completamente tajante el viceconsejero es en lo relativo a la prolongación de los trabajos arqueológicos. "La excavación está cerrada", afirma Doadrio. Y tampoco es partidario, de momento, de la posibilidad de abrir allí un parque arqueológico.Desde que comenzaron los trabajos arqueológicos en el yacimiento de la M-45, el pasado verano, se han desenterrado en este yacimiento 200 sacos de trigo y cebada de la época celtíbera (siglos VI y VII). Hay hachas, morteros, molinos, puntas de flechas y fídulas de esta época. Unas de las piezas más valiosas son una vasija de madera tallada y otra pieza de cerámica, que mide 40 centímetros, rescatada en perfecto estado. Se han encontrado también restos de animales. Sin embargo, los técnicos han detectado que el yacimiento tiene signos de haber sido saqueado en diferentes épocas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 12 de noviembre de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50