Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez acusa de intento de soborno a tres ediles del PP en un pueblo de Alicante

Javier Pérez Trigueros, Salvador Guirao Sánchez y Miguel Ángel Plaza Ferrández, concejales del PP en el Ayuntamiento alicantino de Callosa de Segura han sido imputados por un juez de Orihuela por un presunto delito de cohecho. El equipo de gobierno de la localidad acusó a los ediles del PP, en octubre, de ofrecer prebendas al concejal socialista José Manuel Martínez Bernabé a cambio de traicionar a sus compañeros y favorecer una moción de censura contra el actual alcalde del PSPV.El titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Orihuela, Carlos Mancho Sánchez, dictó el pasado 29 de octubre un auto que imputa a tres concejales del PP de Callosa de Segura un presunto delito de cohecho por intentar sobornar a un edil socialista. Ha abierto el procedimiento a través del artículo 24 de la Ley del Tribunal del Jurado, que posibilita la apertura de una causa si considera que el relato de unos hechos por parte de los demandantes es verosímil.

El caso se conoció el 7 de octubre, cuando el concejal socialista José Manuel Martínez y otros seis compañeros del equipo de gobierno local de Callosa, denunciaron en el juzgado un intento de soborno. Según su testimonio, los imputados ofrecieron a Martínez dinero, poder y puestos de trabajo estables para él y su esposa a cambio de que abandonara la disciplina socialista, se integrara en el Grupo Mixto y propiciara una moción de censura para desalojar del poder al actual alcalde, el socialista José Pina, para sentar en la alcaldía a Javier Pérez Trigueros, cabeza de lista del PP en las elecciones locales celebradas en junio.

El supuesto intento de soborno se produjo, el 28 de septiembre, en una casa de campo propiedad de Salvador Guirao. Invitado por su propio cuñado, el constructor local Luis Menargues, el concejal socialista acudió a una reunión "secreta" en la que los tres concejales del PP le expusieron la oferta, que debía meditar para contestar días más tarde. José Manuel Martínez, sin embargo, informó a los dirigentes del partido que le ofreció un puesto en la lista municipal en calidad de independiente y se fueron todos al juzgado.

El Ayuntamiento de Callosa de Segura, municipio de unos 18.000 habitantes, está gobernado por tres partidos de izquierda (PSPV, EU y Democracia Socialista), que unieron sus nueve votos para evitar el acceso al poder del PP, que consiguió ocho ediles en los comicios.

Anuncio de querella

Nada más conocer la denuncia, los dirigentes regionales del PP instaron a sus concejales a desmentir la acusación, con la amenaza de ser expulsados del partido "de inmediato". Los tres concejales convocaron a la prensa, negaron los hechos y anunciaron una querella contra sus denunciantes por calumnias e injurias, que también se tramita en un juzgado de Orihuela,El procedimiento se ha desarrollado a una velocidad poco habitual en los juzgados de Alicante. Tras recibir la denuncia y cubrir el trámite de la ratificación, el juez tomó declaración al concejal que el PP habría intentado sobornar, a cuyo testimonio concede credibilidad. Fuentes de la investigación calificaron ayer de "clave" la descripción de la finca en la que se habría celebrado la reunión. Los ediles del PP y el propietario de la casa de campo niegan que se haya celebrado nunca la reunión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de noviembre de 1999

Más información

  • Los acusados quisieron "comprar" a un socialista